Cuba iniciará vacunación masiva contra COVID en “grupos y territorios de riesgo” de La Habana

La intervención masiva contempla inocular a partir de la próxima semana a cerca de 700 mil habaneros mayores de 19 años y residentes en los municipios de peor situación epidemiológica
Candidatos vacunales cubanos. Foto: BioCubaFarma
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba aprobaron el inicio la próxima semana de un programa de vacunación masiva con dos de los candidatos vacunales cubanos contra la COVID-19, que aún se encuentran en la Fase III de ensayos clínicos y carecen de las certificaciones correspondientes para su uso de emergencia, así como de información científica sobre sus efectos y grado de eficacia.

La decisión fue dada a conocer este viernes en el programa oficialista Mesa Redonda, al que acudieron el ministro de Salud Pública, el presidente de BioCubaFarma, la directora del Cecmed y directivos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y del Instituto Finlay de Vacunas.

Ello, con el fin de actualizar sobre la situación epidemiológica del país, la marcha de los ensayos clínicos de los candidatos vacunales cubanos y el referido próximo estudio de intervención en La Habana.

Este último busca contener el actual rebrote de la epidemia en Cuba poniendo el foco en la prevención, aunque sin descuidar las medidas de enfrentamiento y protección, explicó el ministro de Salud Pública de la isla, José Ángel Portal Miranda.

Según afirmó en la Mesa Redonda, la sensible situación epidemiológica de La Habana y los buenos resultados de los estudios de Fase III de los candidatos Abdala y Soberana 02, así como de los estudios de intervención que se efectuaron paralelamente a estos en personal de riesgo, como el sanitario, llevaron a la decisión de “iniciar la intervención sanitaria en grupos y territorios de riesgo con los candidatos vacunales cubanos”.

Tal intervención, precisó el ministro, tendrá un carácter temporal hasta que la agencia reguladora, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), pueda emitir el autorizo de uso masivo. 

“Nuestra población quiere y confía en los candidatos vacunales cubanos, en nuestra ciencia, en la experiencia cubana en el desarrollo de vacunas, y los resultados obtenidos nos permiten no perder tiempo, mientras terminamos todos los estudios, como corresponde con este tipo de vacunas”, afirmó Portal Miranda, citado por el portal oficialista Cubadebate.

Asimismo, aseguró que la intervención tiene “más beneficios que riesgos” y permitirá “disminuir el número de enfermos y fallecidos”, al alza desde noviembre del pasado año, cuando el régimen reabrió sus aeropuertos internacionales e inició el actual rebrote.

Programa de vacunación

La intervención masiva en grupos y territorios de riesgo contempla vacunar a partir del venidero lunes a cerca de 700 000 habaneros mayores de 19 años y residentes en los siete municipios más afectados de La Habana.

El cronograma presentado por Portal Miranda en la Mesa Redonda recoge que de junio a agosto se completará la aplicación de los aún candidatos vacunales en toda la población de la capital, es decir, en cerca de un millón de personas más que las contempladas en la anunciada intervención masiva, de la que se exceptúan los menores de edad.

De acuerdo con las autoridades concurrentes a la Mesa Redonda, la inoculación será voluntaria en todos los casos. 

Iniciar la intervención masiva la próxima semana permitirá que el 22 por ciento de la población cubana esté vacunado para junio o julio, meses en los que el Cecmed debe extender su autorización para uso emergencia y, consecuentemente, su aplicación en el resto de la población de la isla.

Según los pronósticos oficiales, para agosto Cuba tendría al 70 por ciento de su población inmunizada a la COVID-19.

Sobre los candidatos vacunales Abdala y Soberana 02, con los que se hará la intervención y se traza la planificación expuesta, Olga Lidia Jacobo, directora del Cecmed, aseguró que han seguido cada una de las etapas del proceso de investigación y desarrollo establecidas por la agencia reguladora.

Han tenido resultados alentadores hasta el momento y como entidad reguladora podemos decir que los dos candidatos vacunales tienen un adecuado perfil de seguridad, dijo la funcionaria, que también destacó que ambos candidatos generan respuesta inmune en quienes reciben el pinchazo. 

“Comprobamos la aparición de títulos de anticuerpos y también su calidad, lo cual garantiza la elevación de la respuesta inmune”, aseveró sobre la inmunogenicidad de ambos candidatos vacunales.