Crisis alimentaria: La frutabomba verde sustituye a la papa en Santiago de Cuba
Un reporte de CiberCuba muestra cómo los santiagueros han usado la frutabomba o papaya para sustituir la papa, uno de los alimentos que más escasea en Cuba, incluso antes de la crisis alimentaria agravada por la COVID-19.
Frutabomba verde. Foto: CiberCuba

Ante la peor escasez de alimentos del último cuarto de siglo, los cubanos se han visto obligados a crear nuevos platos para asegurar su propia subsistencia. Una nueva evidencia la mostró esta semana el sitio independiente CiberCuba, el cual publicó un reporte sobre el nuevo uso de la frutabomba verde en el oriente de la Isla.

Un artículo de ese medio mostró cómo los santiagueros han usado la frutabomba o papaya para sustituir la papa, uno de los alimentos que más escasea en Cuba, incluso antes de la crisis económica y alimentaria agravada por la pandemia de coronavirus.

CiberCuba citó a Cuenta María Caridad, una vecina de Veguita de Galo, que, aguijoneada por la falta de alimentos, se aventuró a cocinar varios de estos frutos.

“Una vecina me dijo que la frutabomba verde se podía usar, después de ser hervida o de ser pasada un rato por la olla de presión, combinada con carne o en otras formas. La verdad estaba escéptica, me parecía que no iba a tener un buen sabor, pero lo hice al final, no quedaba otra, más que curiosidad era necesidad, y la verdad que combinada con carne de cerdo, por ejemplo, no es mala”, declaró al citado medio.

“Dicen que en salsa también es muy rica, así como si cocinaras papa en salsa, también con huevo hervido se hace una ensalada deliciosa; el otro día alguien en una cola para comprar detergente hablaba de que se podía hervir y hacer un puré, que se le agrega mantequilla, leche o manteca de cerdo, que se hacía igual que si fuera papa, hay quien dice que se puede freír y hasta pelar y cocinar en el horno como si fueran papas. Todas estas son recetas que aún no he probado, pero que si la cosa sigue así de mala, no tendré más remedio que probar y quien sabe, quizás no sean tan malas esas recetas”, agregó.

En sentido general, la cuarentena de casi cuatro meses a la que ha estado sometido el pueblo a causa de la pandemia de COVID-19 ha hecho más difícil la vida para el cubano de a pie, con la escasez y las colas, que no tienen límites.

El desabastecimiento de las tiendas estatales provoca multitudinarias colas  a lo largo de todo el país y como consecuencias genera el enfrentamiento entre pobladores, abusos policiales, violencia y desespero por parte de los ciudadanos.

Imágenes compartidas por el usuario identificado de Facebook Ángel Rubén Mujica Márquez, de Santiago de Cuba, evidencian la falta de productos disponibles en un centro comercial del oriente del país.

El desabastecimiento en la Isla también ha provocado que la población ponga sobre las cuerdas al régimen. Residentes en el municipio de Moa, en la provincia de Holguín, exigieron respuesta de las autoridades gubernamentales del territorio, por la profunda escasez de productos básicos y el gran desabastecimiento de las entidades comerciales.

Más de 50 personas se concentraron frente al Gobierno municipal de ese territorio para protestar por las largas colas en espera de la llegada de los insumos necesarios, en medio de la pandemia del coronavirus.

(Foto: José Roberto Loo Vázquez / CiberCuba)