Condenan a 7 meses de cárcel al opositor Virgilio Mantilla

El opositor había sido detenido el 7 de diciembre, en su vivienda, y permanecía incomunicado en una unidad de investigación del Ministerio del Interior de esa provincia, Camagüey
Virgilio Mantilla (Radio Martí)
 

Reproduce este artículo

El opositor Virgilio Mantilla Arango fue sancionado a siete meses de cárcel este lunes en el Tribunal Municipal de Céspedes, en Camagüey, por el presunto delito de “acaparamiento”.

El opositor había sido detenido el 7 de diciembre, en su vivienda, y permanecía incomunicado en una unidad de investigación del Ministerio del Interior de esa provincia.

Lázaro Mantilla, hijo del opositor, dijo a Radio Televisión Martí que desde el arresto hasta ahora no había tenido noticias del padre, y todos en la familia estaban muy preocupados, pues creían que se mantenía en huelga de hambre.

Este martes, recibió la comunicación de que sería enjuiciado, y pudo verlo por unos minutos en el tribunal. “Está muy delgado, y me dijo que sigue plantado”, aseguró.

No le informaron para qué prisión lo trasladaron. Solo supo que lo sancionaron por el delito de acaparamiento, “que supuestamente cometió”, algo que, a juicio del hijo, “es una gran injusticia”.

Lázaro Mantilla dijo que durante los primeros días de diciembre el opositor realizó varias acciones públicas a favor del Movimiento San Isidro y por eso el día 7 las autoridades fueron a la casa “buscando unos pullovers de San Isidro”.

La policía no los encontró y “en definitiva, lo que hicieron fue confiscarle todas las cosas que tenía y que eran preparativos para las Navidades, y luego detenerlo”, agregó el hijo del opositor.

Este martes en la mañana, el activista Humberto Galindo había entregado un Habeas Corpus a favor de Mantilla Arango en el Tribunal Provincial de Camagüey, y luego fue al Obispado a pedir la intercesión de la iglesia.

Integrantes de la Coalición Opositora Compromiso Democrático han denunciado las arbitrariedades contra el opositor, que a principios de diciembre fue detenido por distribuir en las calles pegatinas con la imagen de Antonio Maceo.

En octubre pasado, Mantilla Arango, líder de la Unidad Camagüeyana de Derechos Humanos y exprisionero político en dos ocasiones, había sido arrestado por igual motivo, pero esta vez por distribuir pegatinas con la imagen de Carlos Manuel de Céspedes.

Desde que salió de prisión siempre se ha dedicado a participar en campañas y acciones a favor de la libertad de todos los encarcelados por causas políticas.