Activistas piden apoyo para opositor Virgilio Mantilla, en huelga de hambre en Camagüey

Virgilio Mantilla Arango, un viejo luchador por los derechos humanos en Cuba, se encuentra preso y cumpliendo su séptimo día de huelga de hambre
Opositor cubano Virgilio Mantilla
 

Reproduce este artículo

Virgilio Mantilla Arango, un viejo luchador por los derechos humanos en Cuba, se encuentra preso y cumpliendo su séptimo día de huelga de hambre. Con casi 30 años en la oposición, es miembro de la Coalición Unitaria Compromiso Democrático.

El residente en el poblado de Céspedes, provincia de Camagüey, fue visitado en su vivienda el día 6 de diciembre por un Jefe de Sector de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), conocido en el pueblo como “Pepino”, para comunicarle que le había llegado de Camagüey una multa de 600 pesos, por repartir volantes contra el gobierno comunista.

Según contó Virgilio Mantilla a los directivos de Compromiso Democrático antes de ser detenido, él le aclaró al agente que la multa se debía a estar repartiendo la proclama de independencia de Carlos Manuel de Céspedes.

“Fui formado con las ideas y pensamientos martianos”, le dijo al Jefe de Sector durante la visita, “y eso no es ningún delito para pagar una multa, por lo tanto, no voy a pagarla”.

El opositor mostró al oficial de la policía varias hojas impresas con pensamientos de José Martí donde denuncia la tiranía colonial. Por la semejanza con la situación de falta de libertades actual, no son esas ideas de las que enseñan a menudo en las escuelas, y por eso hoy están sancionando injustamente a varios activistas en el país. El régimen lo considera subversivo.

“Nosotros no tenemos la culpa de que Martí pensara así y tuviera esa visión hacia el futuro, con lo que se está viendo en la actualidad en Cuba”, dijo Virgilio, según su testimonio a otros disidentes.

El jefe de sector contestó que respetaba sus ideas, pero que venía a cumplir órdenes y solo quería saber si iba a pagar la multa o no. Entonces Mantilla Arango se comunicó con directivos de Compromiso Democrático, informando que desde el momento en que entrara a los calabozos iba a estar plantado en huelga de hambre.

Según el grupo opositor, el activista está cumpliendo su palabra, en su séptimo día en huelga de hambre.

Aunque presenta problemas de salud, debido a una artrosis generalizada y una vértebra comprimida que le dificulta caminar, el activista se encuentra firme en su decisión, sin ingerir alimentos, en un calabozo de la unidad de Operaciones en Santa Elena, provincia de Camagüey.

ADN Cuba se comunicó vía telefónica con Humberto Luciano Galindo Moya, vice coordinador de la Unidad Camagüeyana, quien dijo que se presentó en la mañana del jueves 17 de diciembre en Operaciones para indagar por el estado de Virgilio Mantilla.

“Fui atendido por el teniente coronel de nombre Fernando, segundo jefe de Operaciones, quien me atacó verbalmente y me dijo que solo iba a darle detalles a la familia, algo totalmente falso, pues la familia de Virgilio no ha podido verlo, se encuentra incomunicado y en huelga de hambre”.

Sobre el huelguista, una de las coordinadoras nacionales de la Coalición Unitaria Compromiso Democrático, Leticia Ramos Herrería, expresó a ADN Cuba:

“Es una de las personas con más años en la oposición, ha cumplido tres causas políticas por sus acciones y su activismo dentro de los grupos pro democráticos y es el coordinador general de la Unidad Camagüeyana. Este hombre movilizó en Camagüey la concentración más grande nunca vista. Es un gran ser humano, con mucho valor y mucha dignidad, un verdadero patriota”.

Ramos Herrería añadió: “Todas las organizaciones políticas y de Derechos Humanos debemos en estos momentos cerrar filas y realizar una campaña mediática para exigir su liberación. Es el momento de decir: Todos somos Virgilio”. La activista cree que se debe “detener las ínfulas represivas del gobierno, arreciadas en estos últimos días del año contra el movimiento opositor, y mostrar la unidad necesaria que exige el momento”.

“El régimen ha levantado una cortina de humo para lanzar al pueblo contra nosotros y desvirtuar el verdadero problema que se cierne contra nuestro país, que es la llamada Tarea ordenamiento, con los altos precios de los alimentos, las absurdas tarifas eléctricas y el costo creciente de la vida, que no es más otra vuelta de tuerca contra nuestra sufrida patria”, concluyó.