Comunistas cubanos crean campamento de verano para chapear marabú y sembrar boniato
Cuando se escucha Campamento de Verano, inevitablemente vine a la mente un lugar de esparcimiento y recreación, pero para los comunistas cubanos eso significa trabajo en el campo
Comunistas cubanos crean campamento de verano para trabajar en el campo cortando marabú y sembrando boniato
 

La crisis por la que atraviesa el país está llevando al régimen a tener que convocar a sus militantes a tareas que por lo general no hacen. Recordemos que las funciones de los miembros del Partido Comunista Cuba (PCC), como las de los integrantes de Unión de Jóvenes Comunista (UJC), consisten en vigilar al resto del pueblo, hacer muchas reuniones entre ellos, y mucho papeleo que nada ayuda al desarrollo del país, más bien es un lastre.

La nueva solución del régimen ahora para salir de la crisis son los campamentos de verano para chapear marabú y sembrar boniato, según un artículo publicado este 6 de agosto en la página web de la emisora estatal Radio Surco, perteneciente a la provincia de Ciego de Ávila.

"Se ha hablado poco este año acerca de los campamentos de verano, una de las ofertas más perseguidas por los militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y otros jóvenes que aportan a las diferentes esferas de la economía cubana, por las actividades que siempre traen aparejado como reconocimiento a su labor".

A diferencia de ediciones anteriores, Radio Surco aclara que en esta ocasión, debido a la pandemia y a la crisis económica, "no habrá hospedaje, ni atractivos encuentros ni recorridos; sino arduas jornadas en los campos avileños para apoyar, una vez más y sin descanso, a la producción de alimentos", este es el resultado de apoyar a una dictadura que solo se preocupa por su permanencia en el poder, como toda dictadura, y no por el bienestar de sus seguidores.

Yulianki Godínez, primer secretario de la UJC en el municipio Ciego de Ávila, en conversación con la emisora estatal declaró que "hay destinada una semana de los meses de julio y agosto, para estos encuentros, en apoyo a la economía cubana".

Asimismo, explicó que los primeros días de trabajo fueron del 11 al 16 de julio y que para el mes de agosto se marcaron los día que van del 15 al 21, y agregó que "ya suman muchas las jornadas de trabajo voluntario" por parte de los jóvenes comunistas avileños, desde que llegó el coronavirus y se suspendieron las actividades docentes, pero sin dar detalles de cuánto ha contribuido eso a mitigar la crisis o si ha resultado en más pérdidas, como suele ser costumbre en la UJC y el PCC.

Los campamentos de verano en Ciego de Ávila en está ocasión están centrados en las Unidades Empresariales de Base (UEB), de la Empresa Agroindustrial Ceballos, donde los jóvenes se emplean en la siembra de boniato, el desbroce de marabú, la limpieza de varias hectáreas de yuca y la plantación intercalada de la guayaba con otras variedades de frutas, así como más de un centenar de ciruela china, entre otras acciones.