Colapsa sistema bancario en Santiago de Cuba

El sistema bancario de la provincia de Santiago de Cuba está colapsado: hay que hacer colas desde horas tempranas de la madrugada, y los cajeros automáticos no tienen efectivo.
Santiago de Cuba: "ordenamiento monetario" colapsa el sistema bancario
 

Reproduce este artículo

El régimen reconoció este 8 de abril que el sistema bancario de la provincia de Santiago de Cuba está colapsado. La noticia fue dada mediante un reportaje de la televisora de ese oriental territorio.

"En Santiago de Cuba el sistema bancario ha tenido sus problemáticas e insatisfacciones en los clientes debido a la demora de los servicios que se presentan en cada una de las sucursales", refirió TV Santiago.

"Los bancos del centro de la ciudad están bastante llenos", comentó una residente local, quien agregó que no sabría decir si este problema está dado por la demora en el tiempo de atención a cada cliente, "o si es que hay muchas personas demandando servicios bancarios", y asimismo dijo que hay filas sobre todo fuera de los bancos.

Otra entrevistada por la televisora estatal aseguró que los santiagueros están obligados a madrugar "para coger un turno para poder entrar a un banco, y muchas tú madrugas y coges un turno y ya a esa hora coges el número 20 para poder entrar, y sales ya cuando el banco va a cerrar".

Por su parte, una funcionaria reconoció que "realmente la disponibilidad bancaria en la ciudad la encontramos en este momento un poco limitada".    

Otra arista de este problema la protagonizan los cajeros automáticos, debido a su funcionamiento, los cuales en múltiple ocasiones no cuentan con efectivo o se encuentran fuera de servicio, sin dejar de mencionar que "los existentes no satisfacen la demanda de la población".

Los santiagueros entrevistados refirieron que a diferencia del colapso bancario, el problema de los cajeros es algo que el territorio arrastra desde antes del "ordenamiento monetario".

"Cada vez que tú vienes a buscar dinero, o no están funcionando o no tienen dinero, y no es de ahora, desde antes cuando estaba el CUC todavía en circulación. Siempre ha sido así, los cajeros nunca han tenido buen servicio", explicó otra ciudadana.

"Por lo general es muy difícil encontrarse un cajero vació con dinero, o con comunicación", señaló otra santiaguera.  

Según la televisora estatal los problemas que persisten en cada una de las sucursales bancarias de la provincia no dependen de recursos financieros, lo que se traduce en que, como es costumbre en el discurso del régimen, la culpa es de los cubanos, aunque la realidad diga todo lo contrario.