Cierre temporal de 10 manzanas en Lawton, La Habana, por brote de coronavirus
Se ordenó el cierre temporal de 10 manzanas en Lawton, La Habana, donde en las últimas 24 horas se detectaron cuatro nuevos contagios de COVID-19
Cubano tránsita con mascarilla en La Habana. Foto: ADN Cuba

Las autoridades de La Habana están preocupadas por el regreso a la normalidad y la posibilidad de un rebrote de la pandemia. Los municipios de Centro Habana, Arroyo Naranjo, San Miguel del Padrón y Diez de Octubre podrían entrar en cuarentena reforzada en los próximos días debido a la situación epidemiológica en ellos, según informó el Consejo de Defensa Provincial (CDP).

En tanto, ya se ordenó el cierre temporal de 10 manzanas en Lawton donde en las últimas 24 horas se detectaron cuatro nuevos contagios de COVID-19.

Según un reporte del diario estatal Tribuna de La Habana, el área limita al norte con Fonts, Aguilera y Calle 13, al sur con Calle D, al oeste con Porvenir, y al este con Calle 14 y Juanelo, está última colindante con el municipio de San Miguel del Padrón.

De acuerdo a las informaciones oficiales a todos los habitantes de esa área se les aplicará pruebas PCR. Por otra parte, a los pobladores de zonas colindantes, aproximadamente de unas 16 manzanas de los alrededores se les harán test rápidos.

Entre las medidas anunciadas por el gobierno se incluyen: la prohibición de vendedores ambulantes por la zona; la habilitación de puntos de venta de cloro e hipoclorito; desinfección de  calles y viviendas con motomochilas; y el transporte público que circula por esta área no podrá parar para dejar pasajeros, ni recoger a otros. Se anunció además, la creación de dos carpas estatales para la venta de alimentos, una en las calles e/12 y 13, y otra en Fonts y Bouza.

"Se tomarán severas acciones con los ciudadanos que violen las disposiciones de las autoridades sanitarias u otras autoridades del territorio", aseguró el diario estatal.

Las autoridades del régimen han indicado el uso obligatorio de nasobucos (mascarillas) dentro y fuera de las residencias por el tiempo que duren las nuevas medidas restrictivas.

Patrullas de Policía realizarán constantes rondas después de las ocho de la noche y se ubicarán postas fijas con oficiales en las principales intersecciones del área en aislamiento.

La víspera, el presidente Miguel Díaz-Canel advirtió que en algunas zonas de La Habana podría retomarse una cuarentena total "como si estuviéramos, dijo, en la peor etapa de la epidemia y así cortar la transmisión de la enfermedad".

En las dos últimas semanas suman más de 40 los contagios reportados en dos focos localizados en municipios habaneros. Pocos días antes de que el régimen diera el pistoletazo de la “nueva normalidad” en la urbe, el director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap), doctor Francisco Durán, informó sobre uno de los brotes.

El viernes anterior comenzó el inicio en la capital cubana de la fase uno de la desescalada de la pandemia en la isla, reactivándose entre otros servicios el transporte público y permitiéndose el acceso a las playas.

En abril, el municipio Cerro fue sometido a un estricto aislamiento cuando el coronavirus provocó allí gran número de casos. También sufrieron medidas parecidas el reparto El Carmelo, en Plaza de la Revolución, y el municipio Cotorro. Otras localidades al interior del país experimentaron medidas similares.

El régimen de La Habana confirmó el pasado 11 de marzo los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en la isla, según informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).