Cecmed avala dosis de refuerzo de vacunas cubanas anti-COVID-19

La entidad reguladora evaluó los informes presentados por los centros productores de los fármacos y avaló la necesidad de administrar una dosis de refuerzo tras seis meses
Cecmed avala dosis de refuerzo de vacunas cubanas anti-COVID-19
 

Reproduce este artículo

El Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) de Cuba avaló recientemente la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas anti-COVID-19 Abdala y Soberana Plus, ambas de producción doméstica y pendientes de certificación por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La entidad reguladora evaluó los informes presentados por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), productores de los fármacos, y determinó que la evidencia presentada muestra la necesidad de administrar una dosis de refuerzo a partir de los seis meses de completado el esquema de inmunización aprobado contra la pandemia en el país.

El Cecmed precisó en su web que ambas instituciones presentaron los datos disponibles sobre la seguridad y capacidad de las vacunas para reactivar la respuesta inmune en el referido período de tiempo.

Tras el aval del Cecmed, y según anticipó la propia entidad, la estrategia de aplicación de la dosis de refuerzo se realizará de manera escalonada, luego de que la defina el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El lunes 1 de noviembre el IFV publicó los resultados finales del ensayo clínico de fase III de su vacuna Soberana02, la cual puede administrarse en un esquema de inmunización de dos dosis y en uno de tres, complementada con la fórmula Soberana Plus, concebida para pacientes convalecientes de COVID1-19.

Según los resultados compartidos por el centro, Soberana02 obtuvo una eficacia de 71.0 por ciento ante las cepas circulantes beta y delta con su esquema de dos dosis y de 92,4 por ciento al ser combinada con una dosis de Soberana Plus.

Abdala, por su parte, mostró una efectividad de un 92 por ciento para la prevención de la gravedad y de un 90,7 por ciento para el fallecimiento en su aplicación en la capital cubana, según datos compartidos por las autoridades sanitarias y el CIGB.

Cuba ha registrado durante el último mes una marcada baja de los principales indicadores epidemiológicos luego de meses de un severo rebrote que provocó el colapso de los sistemas de atención médica y de servicios funerarios en varias provincias.

El Minsap atribuye la disminución al avance de la vacunación con los inmunógenos de producción nacional, los cuales espera sean certificados por la OMS una vez se completen los procesos establecidos para ello.

El 65,9 por ciento de los residentes en la isla que son población apta para ser vacunada contra la COVID-19, 7,46 millones de personas, había completado hasta el 5 de noviembre el esquema de vacunación con alguno de los tres compuestos domésticos aprobados por el Cecmed para su uso de emergencia: Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus.

En algunos municipios se ha aplicado la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm en su esquema de dos dosis, seguida de una tercera dosis de Soberana Plus.

El descenso de los principales indicadores epidemiológicos en la isla precede a la anunciada reapertura plena de sus fronteras, el 15 de noviembre, y al reinicio del curso escolar de manera presencial en diversas enseñanzas de la educación general.