Voceros del castrismo en evento financiado por gobierno de EEUU

Los conocidos voceros del régimen del Partido Comunista de Cuba, Iroel Sánchez y Rául Capote, participaron en un evento financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos
Iroel Sánchez y Raúl Capote, voceros castristas. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Los conocidos voceros del régimen del Partido Comunista de Cuba, Iroel Sánchez y Raúl Capote, participaron en un evento financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El hecho no tendría mayor trascendencia, si ambos no fueran de las principales voces que utiliza el oficialismo para atacar a la prensa independiente, activistas y artistas críticos calificándolos de “mercenarios”, por supuestamente ser beneficiarios de fondos federales o acudir a foros con alguna participación de instituciones de EE.UU.

Pero los castristas sí tuvieron vía libre para el 11no Fórum sobre Gobernanza en Internet (IGF, por sus siglas en inglés) celebrado durante una semana de diciembre del 2016, en Guadalajara, México.

El evento se extendió por cinco días en la ciudad de Jalisco, dirigido a “aunar criterios acerca del uso de políticas de información en la red de redes”. La página oficial del Fórum lo define como “una plataforma global de múltiples agentes que facilita la discusión de asuntos de política pública relacionados con internet”.

La empresa estatal Correos de Cuba, reseñó que la isla “estuvo representada en este evento por los compañeros Raúl Capote Fernández, Iroel Sánchez y Juan Fernández del Ministerio de las Comunicaciones (Mincom), así como por expertos (…), que hacen de la Internet un lugar de información veraz e inmediata sobre la realidad cubana”.

Iroel Sánchez Espinosa es un funcionario y bloguero cubano, conocido por su posición de defensa activa de la dictadura, y encabezar campañas de propaganda estatal contra cualquier tipo de disidencia, desde la revista La Jiribilla o su bitácora La Pupila Insomne. Creó y coordina el desarrollo de la Ecured, enciclopedia digital oficialista que ha manipulado biografías contra intelectuales y activistas opositores.

Raúl Antonio Capote Fernández es un ex agente de la Seguridad del Estado que dirige la página de Internacionales del diario oficialista Granma. Junto con Sánchez, es una de las firmas más recurrentes en los textos y comparecencias en la televisión estatal que pretenden presentar toda iniciativa de la sociedad civil independiente como un plan del gobierno norteamericano, para derribar “la Revolución”.

 

¿Iroel y Capote también son "mercenarios"?

Entre las instituciones y gobiernos (principalmente de Europa) que financiaron el Fórum sobre Gobernanza en Internet, destaca el Departamento de Estado de EE.UU. También están gigantes tecnológicos como Microsoft, Facebook y Google, según se consigna en información pública del IGF.

Por esos días, Iroel Sánchez acusaba otra vez al independiente Diario de Cuba (DDC) de ser financiado por el gobierno de Estados Unidos. Según el vocero oficialista, en el IGF se quejó ante el relator especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión, David Kaye, “de cómo varias personas desde publicaciones y organizaciones financiadas por el Gobierno de Estados Unidos emiten amenazas contra informadores cubanos”.

Algunos gobiernos y empresas extranjeras donantes del evento


En una entrada de su blog La Pupila Insomne, Sánchez describe al DDC como “una publicación financiada por el Gobierno de Estados Unidos a través de la National Endowment for Democracy (NED)”.

“Sánchez repite el mantra de la financiación de la NED, una organización privada, sin ánimo de lucro y respaldada tanto por el Partido Demócrata como por el Republicano. Presentar a activistas y medios críticos como financiados y orientados por Estados Unidos es un punto habitual en el discurso del régimen y una de sus principales debilidades, pues atribuye a un actor externo un descontento en el interior de la Isla que es imposible ocultar”, replicó entonces Diario de Cuba.