Castrismo asegura que algunos cubanos le ven "un lado positivo" a tiendas en dólares
Lo que no señala el periódico 26 es que amplios sectores de la isla, incluso históricamente alineados al gobierno de La Habana, han criticado la medida por no ser asequible para el cubano de a pie
Castrismo asegura que algunos cubanos le ven "un lado positivo" a tiendas en dólares
 

Reproduce este artículo

El oficialista periódico 26, órgano del Partido Comunista en Las Tunas, publicó un texto sobre cubanos que le ven el "lado positivo" a las tiendas en divisas abiertas desde el pasado 20 de julio.

En la nota, este medio apenas entrevistó a dos personas, que consideran acertada la nueva medida económica que implementó el régimen.

Una de ellas es Marisela Peña Peña, propietaria del restaurante Río Chico, quien dijo que "aunque la venta en MLC en las tiendas también es positiva para quienes puedan acceder a estos ingresos, para los cuentapropistas los precios resultan altos; por eso mi petición desde hace varios años es que finalmente se abra en Las Tunas un mercado mayorista".

También el diseñador Wílliam Sosa Marrero expresó que las recientes medidas "dan respuesta a una añoranza que desde hace años tenía una gran parte del sector no estatal, aunque considera que directamente las empresas estatales con la red de tiendas Cimex requieren mayor eficiencia para satisfacer las demandas".

Sin embargo, lo que no señala el periódico 26 es que amplios sectores de la isla, incluso históricamente alineados al gobierno de La Habana, han criticado fuertemente la medida por no ser asequible para el cubano de a pie.

Personalidades del país como el humorista Ulises Toirac, el actor Carlos Massola, y el cantante y compositor Descemer Bueno, manifestaron su molestia con este nuevo golpe del régimen.

"Ya tenemos transporte en USD (los autos de renta), ya tenemos electrodomésticos en USD (las tiendas por "tarjeta"), vamos a tener comida y aseo en USD... ¡Qué bueno! Ya está cerca el día ¡que nos paguen en USD!", ironizó Toirac en sus redes sociales.

Otro muy integrado al régimen hasta la fecha, el editor del Instituto Cubano de Investigación Cultural "Juan Marinello", Jorge Fernández Era, realizó fuertes críticas a la apertura de tiendas en moneda libremente convertible.

"Hoy, ante una crisis que se hizo más visible, pero que nos golpea hace rato, tratan de convencerme de que los dólares de aquellos que escupimos y conminamos a que se fueran hace cuarenta años porque “no nos eran necesarios”, son los que van a sacarnos a flote y se convierten en el arroz con pollo de estas Medidas Libremente Cuestionables que dejan mal parado a Martí cuando proclamó que "Cuba no anda de pedigüeña por el mundo”. Y si hago preguntas, si me rebelo y esgrimo la dignidad que me enseñaron en la escuela y en la casa, entonces me igualan a “la piltrafa humana que habita a noventa millas” y que solo sirve para recargar nuestras tarjetas con el dinero que el enemigo le paga", agregó el periodista.

Desde este lunes 20 de julio abrieron en el país decenas de tiendas en divisas.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, aseguró que la venta de alimentos en CUP y CUC se mantendrá. Al mismo tiempo, se abre la venta de productos de “media y alta gama” en moneda libremente convertible (MLC), es decir, divisas. En efecto, entre ellos están artículos de limpieza y alimentos.

Según Gil, el objetivo es captar una “demanda solvente” en el país que puede comprar en dólares u otras MLC estas mercancías, obviamente, a altos precios.