Médico envía carta abierta a madres del Consejo de Estado a favor de desterrados

“Es un día muy triste para aquellas madres que el gobierno que ustedes representan, les impide entrar al país por medidas que atentan contra la unidad de la familia”, dijo el doctor Sergio Pérez a dirigentes del régimen
Foto tomada de Diario de las Américas, Médicos cubanos reclaman el derecho de poder entrar a la isla.
 

Reproduce este artículo

El doctor y profesor cubano, Sergio Pérez, envió una carta abierta a las madres del régimen, integrantes del Consejo de Estado, del Comité Central del Partido Comunista y las diputadas al Parlamento, a favor de los cubanos y cubanas que tienen prohibida la entrada al país, por medidas arbitrarias que provocan la desunión de las familias.

Pérez, Fundador de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría y de la Asociación Mundial de Psiquiatría, hizo público su mensaje a propósito de la celebración este domingo del Día de las Madres. “(…) el amor de una madre no reconoce ideologías, pues tanto ama a su hijo una madre socialista como una capitalista, una de izquierda, que una de derecha. El amor materno no reconoce religiones (…) tampoco reconoce razas ni  riquezas”, advirtió el médico.

El también asesor temporal de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, para la Prevención del Suicidio en la Región de Las Américas –según se describe en su perfil de Facebook-, señaló en su Carta que mientras las madres funcionarias de las principales instancias gubernamentales del régimen tenían la oportunidad seguramente de pasar una jornada feliz: “es un día muy triste para aquellas que el gobierno que ustedes representan, les impide entrar al país por medidas que atentan contra la unidad de la familia cubana”.

“Ustedes pueden, como madres dirigentes, influir para que esta prohibición termine cuanto antes, pues derogando esa medida, tendremos una mejor Cuba, que es la que todos los cubanos añoramos”, concluyó su misiva Sergio Pérez.

Separación forzosa por 8 años de médicos cubanos y sus hijos 

 

Ante las condiciones de esclavitud y trabajo forzado, miles de médicos cubanos han abandonan la misión o deciden no volver a Cuba tras terminar ésta con éxito. La organización Prisoners Defenders (PD) ha denunciado el artículo 135, del Código Penal de Cuba, el cual “dispone penas de prisión de 8 años para los médicos o profesionales que no vuelven a Cuba tras completar la misión de trabajo”.  

“Dado que no se les puede privar de libertad se les declara oficialmente como 'traidores a la patria', de inmediato la Seguridad del Estado se lo comunica a los familiares e hijos en visitas traumáticas y amenazantes, y se les prohíbe la entrada al país como 'inadmisibles' por 8 años, como período mínimo, rigiéndose por la Ley 1312 de Migración (art. 24.1). Al mismo tiempo, el Gobierno impide y regula la salida de los hijos y familiares del médico o profesional 'desertor'”, detalla la citada ONG de acción jurídica y defensa pro-democrática.

PD ha detectado “en 622 testimonios, extrapolables estadísticamente a una población superior a 40000 médicos cubanos y sus familias (población histórica de profesionales cubanos en misión que han sido separados forzosamente de sus familias en muchos casos más de 8 años por ser considerados “desertores”) y, de ellos, los más de 5000 que lo sufren en la actualidad, y las enumeradas en investigaciones documentadas por expertos psiquiatras colaboradores de Prisoners Defenders docentes en la Universidad y referenciadas mediante estudios de los más reputados científicos mundiales en psiquiatría, se encuentran, de forma directa e inmediata” las siguientes problemáticas:

Mayores tasas de problemas de salud mental de los hijos

Falta de funcionamiento social de éstos

Apego inseguro general y hacia los progenitores

Reactividad al estrés interrumpida

Tendencias e intentos suicidas

Mayor tasa de mortalidad neta atribuible a dicha situación

Baja autoestima

Discapacidades físicas diversas

Discapacidades psicológicas y emocionales diversas y graves

Graves efectos negativos en la salud mental de los progenitores

También han sido desterrados del país disímiles artistas, periodistas, activistas, opositores y miembros de la sociedad civil que se disienten del régimen castrista. En la Isla, la policía política también acosa a sus familiares.

A continuación compartimos íntegramente la Carta Abierta del médico Sergio Pérez, tomada de su perfil de Facebook:

Carta abierta a las madres del Consejo de Estado de la República de Cuba, a las del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y a las diputadas al Parlamento:

Queridas madres:

Hoy es el Día de las Madres. Ustedes tendrán la oportunidad de pasarlo feliz junto a sus hijos e hijas brindándoles el amor materno que es único. Y es único, pues el amor de una madre no reconoce ideologías, pues tanto ama a su hijo una madre socialista como una madre capitalista, una madre de izquierda, que una de derecha. El amor materno no reconoce religiones, pues tanto ama a su hijo una madre católica, que una madre cristiana, que una madre islámica, que una madre budista, que una madre atea.

El amor materno tampoco reconoce razas, pues una madre blanca ama a su hijo tanto como una madre negra, una madre india, una madre china, una madre mulata o de raza imprecisa.

Tampoco reconoce riquezas, pues la madre pobre es capaz de amar a sus hijos tanto como las madres pudientes. El amor materno es irracional e incondicional, pues tanto ama una madre a su hijo científico, como ama una madre a su hijo ladrón y asesino.

Quien escribe esta carta es un padre, para quien este domingo es un día muy triste, pues mi madre está muerta y cuando eso sucede, ya nada vuelve a ser igual. Y es un día muy triste también para aquellas madres que el gobierno que ustedes representan, les impide entrar al país por medidas que atentan contra la unidad de la familia cubana y que entristecen a la familia cubana.

Para esas madres que tienen sus hijos en Cuba no es un feliz Día de las Madres, como lo están pasando ustedes, que también lo son. Las madres cubanas residentes en la isla a cuyos hijos e hijas se les impide entrar a su patria, tampoco están pasando un feliz Día de las Madres.

Ustedes pueden, como madres dirigentes, influir para que esta prohibición termine cuanto antes, pues derogando esa medida, tendremos una mejor Cuba, que es la que todos los cubanos añoramos.

Pasen ustedes un Feliz Día de las Madres.

Respetuosamente

Prof. Dr. Sergio Pérez

Fundador de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría y de la Asociación Mundial de Psiquiatría

Fundador de la Red Mundial de Suicidiología

Asesor Temporal de la OMS/OPS para la Prevención del Suicidio en la Región de Las Américas


Foto de Portada: Tomada de Diario de las Américas