“Caballos de fuerza”, denuncian otra modalidad de maltrato animal en Cuba
Una nueva denuncia de maltrato animal en Cuba se ha hecho pública este fin de semana, luego que una usuaria de Youtube compartiera varios videos de lo que parece ser un “deporte” con caballos.
 

Reproduce este artículo

Una nueva denuncia de maltrato animal en Cuba se ha hecho pública este fin de semana, luego que una usuaria de Youtube identificada como Dora Montejo compartiera varios videos que muestran lo que parece ser un “deporte” con caballos.

Se trata de vehículos de tracción animal que son atados por su parte trasera, y luego se obliga a los caballos a tirar cada uno para su lado, mientras los dueños gritan y golpean a los animales incitándolos a arrastrar y vencer a su oponente.

De acuerdo con la usuaria que subió el material, esto habría sucedido en la provincia de Camagüey.

Algunos de los videos han sido compartidos en redes sociales y medios independientes, suscitando el rechazo de buena parte de los usuarios.



Este tipo de “distracción”, junto a las peleas de gallos, ganan popularidad en poblados y comunidades de los campos de la isla; mientras que las peleas de perros son más comunes en las ciudades.

La agenda del activismo por el bienestar animal ha avanzado un poco en Cuba a partir de la extensión del acceso a Internet, que ha provocado no solo el incremento del número de denuncias sino también de su alcance social.

 

 

En abril cerca de 500 personas marcharon en la Habana contra el maltrato animal, en lo que fue la primera acción pública independiente autorizada por el gobierno de la isla. Poco después, el funcionario que autorizó la marcha fue despedido.

Más recientemente, activistas de protección animal de la ciudad de Santa Clara, denunciaron un “envenenamiento masivo” de animales callejeros, ordenado por las autoridades de esa ciudad. Asimismo, una ciudadana identificada como Niurka Betancourt denunció que un cachorro de perro vivo había sido lanzado a una trituradora de basura en Camagüey.

Sin embargo, a pesar de los reclamos constantes y las denuncias, Cuba continúa sin una Ley de Protección Animal que penalice la crueldad con los animales y castigue a quienes la cometan.