"Garrapatillas", así llama Mariela Castro a sus críticos
Con la humildad que la caracteriza, la hija de Raúl Castro y directora del Cenesex la emprendió otra vez contra la comunidad LGBTIQ que se resiste a su mando
 

Reproduce este artículo

“Hay garrapatillas que cuando entran no se las considera, porque no son nada, son servidores simples y vulgares del Imperio”. Así calificó a sus críticos Mariela Castro, la Infanta de la familia reinante en Cuba, en una transmisión para anunciar la próxima jornada cubana contra la homofobia y la transfobia.


Según la Castro, esas jornadas son “constantemente saboteadas” por “grupos serviles” al Imperio Yanqui. Esos grupos, a juzgar por otras declaraciones de la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), son los activistas por los derechos LGBTIQ que se resisten a ser encuadrados en dicha institución, creada por el régimen castrista.

“La lucha contra la homofobia es una lucha clasista, la lucha contra la homofobia es una lucha antimperialista”, declaró Mariela en otro momento de su intervención, en un lenguaje que recuerda el de las extintas tribunas abiertas. 

Mariela ligó también el suceso a las celebraciones del primero de mayo, día de los trabajadores; la victoria contra el fascismo en 1945; con el día del campesino cubano (17 de mayo), con la Revolución y la nueva Constitución aprobada en 2019…

Al respecto, la Infanta dijo estar convencida de que esa Constitución defendía los derechos de todos los cubanos, incluyendo a la comunidad LGBTIQ. ADN Cuba supone que dentro de ese grupo también están las “garrapatillas” de que habló en otro momento.

Con estas declaraciones Castro deja claro de antemano que no aceptará, como tampoco hizo el año pasado, actividades por el orgullo gay que no sean controladas por el Cenesex, como ocurrió el 11 de mayo de 2019.

Entonces grupos de activistas salieron a realizar la acostumbrada marcha a pesar de que había sido cancelada por las autoridades cubanas. Según el nebuloso comunicado del Ministerio de Salud Pública, la caminata fue cancelada debido  a “determinadas circunstancias que no ayudan a su desarrollo exitoso”.

Cuando los manifestantes decidieron hacerla aún sin el visto bueno del gobierno, los enfrentaron fuerzas de la policía y la Seguridad del Estado, que arrestaron a dos de ellos, en un suceso que generó gran repercusión internacional.


Varios manifestantes declararon que no se estaban manifestando en contra de “nada” –es decir, del régimen-, sino que se trataba de una manifestación pacífica a favor de los derechos de toda la comunidad LGBTIQ. 

Aunque este 2020 es improbable un acto de este tipo pues pesan las restricciones de circulación para evitar la propagación del coronavirus, el Cenesex cumple con el dicho “es mejor prevenir que lamentar” al hacer advertencia sobre posibles iniciativas independientes en una jornada de vital importancia para esta comunidad cubana.

En la transmisión acompañaron a Mariela el periodista y activista gay Francisco Rodríguez, que trabaja en medios del oficialismo, y el segundo timonel del Cenesex, Manuel Vázquez Sejido, quien no es precisamente un ejemplo de humildad y tolerancia.