"Basta ya de engañar a la gente": economista cubano a ministro Gil

“No sé cómo puede hablar de soberanía alimentaria y tener más de 100 tiendas que venden en MLC sus productos", declaró Elías Amor
Escasez en Cuba
 

Reproduce este artículo

El economista cubano Elías Amor criticó este 12 de octubre al ministro de Economía del régimen, Alejandro Gil, por sus declaraciones en redes sociales que calificó de mentiras.

“No sé cómo puede hablar de soberanía alimentaria y tener más de 100 tiendas que venden en MLC sus productos. ¡Basta ya de engañar a la gente!”, comentó Amor.

Gil compartió este lunes un artículo del periódico oficialista Granma en donde esa publicación periódica asegura que hay planes para garantizar la “soberanía alimentaria”. El artículo menciona aumento de productividad, inversiones y planes para abastecer las tiendas con productos que escasean actualmente.

A juicio de los economistas exiliados, esas intervenciones en la prensa del Partido son cortinas de humo para hacer creer que se trabaja por el bien del pueblo, aunque en realidad no hay modo de mejorar la situación mientras el régimen no liberalice la economía.

Amor hizo mención explícita a las tiendas en MLC, donde se venden alimentos y productos básicos a precios exorbitantes, que el hombre común no puede adquirir. Hay más de 100 instalaciones de este tipo funcionando en la isla, con el propósito de lucrar a costa de la empobrecida sociedad cubana.

En los últimos meses la crisis alimentaria en Cuba se ha visto agudizada, sobre todo después de que en marzo último fueran detectados los primeros casos de positivos a la COVID-19. Desde entonces muchos han sido los proyectos y soluciones que han propuesto las autoridades e instituciones del régimen buscando atenuar la crisis, pero sin resultados.


Las ineficiencias del régimen lo ponen contra las cuerdas. Ya debe miles de millones de dólares al Club de Paris, que se rehúsa a seguirle prestando dinero. La mala imagen de la isla espanta a los inversionistas extranjeros, a los cuales el régimen tilda de capitalistas, pero siempre los busca.

El ineficiente sistema económico perpetuado por el castrismo provoca desastres como este de la provincia de Ciego de Ávila: unas 26000 libras de carne se pudrieron en un frigorífico sin que la vendieran al pueblo.

Entre 2018 y 2019, el precio del puerco se disparó en ese territorio, desde menos de 20 pesos cubanos por libra, pasó a más de 40 pesos en el mercado negro, para luego desaparecer de la mesa se los avileños.

Durante esos meses de carestía se pudrieron 12 toneladas de carne deshuesada que estuvieron guardadas “casi dos años”, según fuentes oficiales. Todavía hay ausencia de ese producto tanto en los mercados legales como en los informales.

ADN Cuba informó recientemente sobre la pérdida de 150 quintales de piña que una empresa estatal no quiso aceptar a un productor para procesarlas, ni se facilitó la venta de la fruta a la población. 

Un usuario de Facebook identificado como Elier Calvo, aseguró que “se echaron a perder por culpa del mal trabajo y la corrupción de muchos dirigentes” de una fábrica en Jagüey Grande, provincia de Matanzas.

“Prefirieron que [la carga] se pudriera antes de vendérsela al pueblo con la necesidad que tenemos hoy en día y la situación en que estamos y ellos solo preocupándose por sus propios intereses”, denunció.