Autorizan importación de plantas eléctricas más potentes en una Cuba con escasez de combustible

El régimen de Cuba autorizó “con carácter excepcional” la importación de plantas generadoras de electricidad de una potencia superior a los 900 vatios, en una crisis energética
Autorizan importar plantas eléctricas en Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen de Cuba autorizó “con carácter excepcional” la importación de plantas generadoras de electricidad de una potencia superior a los 900 vatios, en medio de la escasez de combustible y una crisis energética con prolongados apagones diarios en todo el país.

La Gaceta Oficial de la República publicó este lunes en Edición Extraordinaria la Resolución 218/2022 del Ministerio de Finanzas y Precios, que admite la importación de los generadores eléctricos “sin carácter comercial”.

Según el documento, las autoridades tomaron la decisión “luego de valorar las afectaciones al sector residencial que aún persisten producto del déficit de energía que ocasionan las averías en el sistema electroenergético nacional”.

Esta excepción permite la importación de plantas eléctricas de una potencia superior a los 900 vatios, cuyo valor referencial en Aduana excede el valor máximo de doscientos (200) dólares estadounidenses permitidos a importar por la vía de los envíos aéreos, marítimos, postales y de mensajería sin carácter comercial, informó la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

La normativa se aplica a las operaciones realizadas a partir del primero de agosto de 2022 y que se presenten a despacho de la Aduana General de la República hasta el 31 de diciembre de este mismo año. También se aclara que se aplicará una tarifa arancelaria del treinta por ciento (30%) para el pago del Impuesto Aduanero al exceso de la carga que corresponde gravar.

Los cubanos llevan meses sufriendo apagones de hasta más de 12 horas diarias en todas las provincias del país. Las autoridades han dicho que no tienen capacidad para invertir en las centrales termoeléctricas (CTE) y resolver de inmediato la crisis, a pesar de que entre 2006 y 2019 el gobierno de Rusia  concedió créditos por 2 300 millones de dólares para “financiar importantes proyectos de energía” en la isla, según un reporte de Sputnik.

En este escenario, algunos ciudadanos con familiares en el extranjero o capital para pagar el sobreprecio de las plantas eléctricas en el mercado negro, deciden no esperar por el gobierno e intentan resolver la situación. Al respecto, el canal Univision 23 reportó que en las últimas semanas ha aumentado el número de envíos de generadores de energía hacia Cuba en medio de los constantes apagones.

Según Univision 23, Alejandro Cantón, representante de la empresa Maravana Cargo, situada en Hialeah, en el condado estadounidense de Miami-Dade, afirmó que hace dos semanas se enviaron 138 unidades en un solo contenedor.

Sin embargo, la importación de plantas encuentra un obstáculo adicional: la escasez, en la isla, del combustible necesario para hacerlas funcionar. Así lo señalaron varios cubanos que comentaron la noticia sobre la Resolución 218/2022 publicada en el medio oficial Cubadebate.

En los últimos meses se hicieron habituales las enormes filas de autos en las gasolineras estatales de varias ciudades cubanas, además de que las autoridades llegaron a racionar la cantidad de combustible que se le vende a cada chofer.

“Ahora extiendan la información a los [servicentros de] Cupet, que no te quieren despachar en muchas ocasiones [combustible] en vasijas o envases. Díganles que no se puede estar llevando la planta a estacionarla en la pista”, pidió el usuario Carlos Alberto.

“Qué maravilla, al menos los ricos y burgueses de Cuba y otras personas naturales con la posibilidad de viajar podrán resolver con sus propios recursos el problema de los apagones. Y con el combustible tan barato hasta da negocio. Habrá que ver si Cupet aguantará la demanda de combustible para mantener estas plantas de los clientes”, comentó Lucio.

Durante agosto, Cuba recibió como promedio 81 000 barriles diarios de petróleo (bpd) y combustibles de Venezuela, casi un tercio más que en los envíos de junio, según documentos de la empresa estatal Pdvsa citados por la agencia de noticias Reuters.

El aumento de las exportaciones del régimen de Nicolás Maduro se produjo mientras Cuba reorganiza sus operaciones petroleras tras el incendio de grandes proporciones que se desató el 5 de agosto pasado en la Base de Supertanqueros de Matanzas.

Recomendaciones

 

Relacionados