Aumenta el sacrificio ilegal de reses en medio de la crisis alimentaria en Cuba

Negligencia, hambre, potreros abandonados... todo conspira para que los ladrones lo tengan fácil. Pero, debido a las condiciones en que enflaquecen esos pobres animales, es probable que el sacrificio sea una bendición
Ganado hambriento en Cuba
 

Reproduce este artículo

Nadie sabe por qué ocurre, si por hambre, ansias de lucro o las dos cosas a la vez, pero en el municipio espirituano Cabaiguán cada día se matan más reses, como informa una nota de la prensa local este 6 de octubre.

Más de 700 cabezas de ganado sacrificaron de modo ilegal en ese territorio. Según la emisora de radio municipal, las causas son el descuido de los cercados, la abundante cantidad de ganado en las vías públicas, la falta de iluminación en los corrales, lo que sugiere el mal estado de la ganadería en la zona.

Tales afectaciones se deben también a “la contratación de pastores y custodios con antecedentes penales vinculados a la ganadería, irregularidades organizativas en los programas de preparación de tierra para la siembra de pastos y el uso indebido y desvío de combustible”, agregó el medio.

Viendo el mismo asunto desde otro punto de vista, tampoco es que a las reses les vaya a ir mejor si quedan al amparo de los privados y el estado. La crisis económica afectó a todos, lo que se tradujo en disminución de los piensos, desnutrición de los animales y escasez de leche y carne incluso para hoteles y centros de salud.

Podría parecer el colmo de las torpezas y la inhumanidad, pero hasta julio de este año las autoridades de Camagüey, la provincia con más cabezas de ganado en Cuba, dejaron morir 29 400 vacas, la mayoría por desnutrición.

La provincia debe más de 13 millones de litros de leche. Alarma que luego de dos años (2018 y 2019) de récords productivos con más de 90 millones de litros, en el presente a todo exprimir las ubres podrán aproximarse a los 75 millones, de un compromiso inicial de 88 millones 691 200.

Por otra parte, en junio el régimen impuso en Las Tunas un total de 355 multas por la muerte de reses en estado de desnutrición. Además se realizaron cerca de cinco mil inspecciones a bases productivas y productores individuales, más de 1800 propietarios de ganado fueron apercibidos y se clausuraron varias unidades por deficiencias graves en la nutrición de los animales.

El estatal Periódico 26 reseñó la crítica situación en que se encuentra el ganado mayor en esa provincia, 2954 reses han muerto por desnutrición en los últimos meses.

Para “mitigar en alguna medida” las deficiencias productivas también fomentan la cría de especies que se reproducen en menos tiempo, como los conejos, “así como la acuicultura, en la que incursionan empresas que tienen espejos de agua, con la introducción de 30 millones de larvas de diferentes especies”, aseguró el funcionario estatal al oficialista Guerrillero, de Pinar del Río.

Da la impresión de que sería preferible que los ladrones sacrifiquen las vacas antes de que mueran por hambre, sed y negligencias.