Casi 3 mil reses han muerto en Las Tunas por desnutrición
Dos mil 954 reses han muerto en Las Tunas por desnutrición en los últimos meses. En algún momento del pasado, cuando Cuba era próspera la población de reses era suficiente para superar la demanda de carne y leche, hoy esos días son solo un recuerdo
En los últimos meses dos mil 954 reses han muerto en Las Tunas por desnutrición

Este 9 de junio el estatal Periódico 26, perteneciente a la provincia de las tunas, reseñó la crítica situación en que se encuentra el ganado mayor en esa provincia,dos mil 954 reses han muerto por desnutrición en los últimos meses.

"Las principales causas de los decesos continúan siendo la desnutrición, con dos mil 954".

Esto se debe principalmente a que los ganaderos no son capaces de garantizar los alimentos para la época de seca, y no solo se trata del pasto, o el pienso, esto incluye también no disponer de reservas suficientes de agua. Tengamos en cuenta que como mínimo una res necesita 120 litros diarios del preciado líquido.

Pero la situación va un poco más allá de estas cifras, según detalla en su texto el Periódico 26.

"Hasta el cierre del mes de mayo, la provincia acumula siete mil 069 muertes, con dos mil 593 más que en igual período del año anterior y un índice de 2, 80 por ciento, de 1, 65 permisible. Por municipios, son Las Tunas (860) y Jobabo (642) los de peores resultados en ese lapso",

La masa vacuna en Las Tunas asciende a 241 mil 800 cabezas, a la que hay que sumar más de dos mil 600 búfalos, según declaró recientemente a la prensa Jorge Luis Lozada Hechavarría, subdelegado de Ganadería en la Delegación del Ministerio de la Agricultura, quien precisó que esos animales se encuentran en manos de unos 15 mil tenentes.

Otra de las causas que incide en las pérdidas del ganado son los accidentes, con 922. "Solo por esas dos razones ocurrió el 54, 8 por ciento del total de las pérdidas", señaló el mencionado diario estatal.

Recodemos que en Cuba todo el ganado mayor es propiedad del estado y que tanto la leche que produce como la carne, son empleados en alguna medida en la alimentación de niños, ancianos, embarazadas y otros sectores de la población vulnerable por problemas de salud; entonces, teniendo esto en cuenta, cabría preguntarse, ¿Por qué el estado no incide más en la disponibilidad de alimentos o agua para los meses de sequía?

En lugar de eso, con el objetivo de disminuir la mortalidad, las autoridades "aplicaron 355 multas, realizaron casi cinco mil inspecciones a bases productivas y productores individuales, hubo apercibimientos por mal manejo de la masa, clausuras de unidades por deficiencias en la alimentación".

Y como bien reconoce el propio Periódico 26, más que correctivos o regaños lo que urge es la disponibilidad de agua, "ya sea mediante lagunas y tranques, extraída con molinos de viento o transportada en pipas", aunque también hace falta comida sembrada para esos días en los que no hay pastos naturales.