Antúnez: los huelguistas defienden la dignidad de todos los cubanos

Según el expreso político, la huelga de hambre es un método válido, como lo demostraron las de Orlando Zapata y Guillermo Fariñas, pues los ojos del mundo se volvieron hacia Cuba gracias a ellos.
HUelga-UNPACU
 

Reproduce este artículo

El expreso político Jorge Luis García Pérez (Antúnez) aseguró que nadie tiene derecho a pedir a los huelguistas que dejen su protesta, a no ser que ellos lo decidan o que sus demandas sean satisfechas.

“Los huelguistas lo que necesitan es comprensión y apoyo”, declaró Antúnez en entrevista con el periodista Juan Manuel Cao, de la cadena Americatevé.

También recordó que nadie valora más la vida propia que los mismos huelguistas. “Ellos no están realizando esta acción para morirse, sino con tal de defender su dignidad y la de todos los cubanos”, agregó.

Por otra parte, consideró que la huelga de hambre es un método válido, como lo demostraron las de Orlando Zapata —fallecido— y Guillermo Fariñas, pues los ojos del mundo se volvieron hacia Cuba gracias a ellos.

Luego de 18 días de huelga de hambre de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), iniciada por su coordinador José Daniel Ferrer, se mantienen en la protesta pacífica 27 activistas de esa organización opositora en varios países.

La doctora y miembro de UNPACU, Nelva Ismarays Ortega, explicó a ADN Cuba que se están volviendo recurrentes síntomas como dolor en el pecho y cabeza, y debilidad y desfallecimiento.

Es mucho el estrés, más los dolores, y eso debilita al paciente. Llega una etapa donde se mantiene el insomnio y, al no poder descansar, tiende a ser peor. Me preocupan. Hasta el momento no han necesitado suero, pero si siguen pasando los días sí van a necesitarlo”, comentó.

El apoyo internacional hacia los activistas se ha ido incrementando a medida que pasan los días. Ya se han pronunciado eurodiputados y la vicepresidenta del Parlamento Europeo, Dita Charanzová, así como el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Los huelguistas exigen el cese del cerco policial contra su cede, que inició con el propósito de impedir la labor humanitaria que realizaban en el reparto Altamira, provincia Santiago de Cuba: repartir víveres y medicinas entre la población necesitada.

Jorge Luis García Pérez (Antunez) estuvo preso de 1990 a 2007. Ese año fue liberado, gracias a la mediación de la Unión Europea. Desde entonces integró el Frente Orlando Tamayo, hasta su exilio en Miami, en 2019. Durante su estancia de 12 años en el país tras su liberación, realizó varias huelgas de hambre.