Anamelys Ramos: ¡hay dos personas que pueden morir en cualquier momento!

La curadora y activista criticó los acuerdos alcanzados entre artistas y miembros de la sociedad civil con el Ministerio de Cultura del régimen porque desconocen que hay dos personas en huelga de hambre que pueden morir en cualquier momento y no responden de facto a los reclamos de muchos cubanos
Anamely Ramos
 

Reproduce este artículo

La curadora e historiadora del arte Anamely Ramos, una de los 14 activistas que estuvieron atrincherados por días en la sede del Movimiento San Isidro exigiendo la liberación de Denis Solís y el fin de la represión en Cuba, criticó los acuerdos alcanzados entre artistas y miembros de la sociedad civil con el Ministerio de Cultura (Mincult) del régimen porque desconocen que hay dos personas en huelga de hambre que pueden morir en cualquier momento.

A Luis Manuel Otero Alcántara se le impide regresar a su casa y supuestamente se le tiene contra su voluntad en el hospital Manuel Fajardo. Va para nueve días en huelga de hambre, al igual que Maykel “Osorbo” Castillo, y no la van a dejar hasta que liberen a Denis Solís, por lo que representa para Cuba, señaló Ramos, que lamentó que los acuerdos alcanzados no hayan contemplado el estado de salud de ambos y sus reclamos.

La activista criticó el lenguaje empleado en la minuta de la reunión celebrada en el Mincult tras horas de plantón de centenares de artistas y miembros de la sociedad civil independiente. En su opinión, minimiza la lucha del Movimiento San Isidro y los reclamos de muchísimos cubanos de dentro y fuera de la isla contra las arbitrariedades del régimen y la situación de los derechos humanos y las libertades individuales en el país.

En una directa de Facebook desde la casa de Omara Ruiz Urquiola, donde se encuentra sitiada por elementos policiales y de la Seguridad del Estado, Ramos denunció asimismo que los acuerdos son vacíos en tanto el cerco policial contra ellas dos ya constituye una violación a lo supuestamente pactado en el Mincult.

Me impiden salir a ver a Maykel, pero voy a salir a verlo y voy a ir a casa de Luis Manuel, y luego voy a ir a ver a Esteban Rodríguez, que también está sitiado, anunció la activista, encarando a los represores que la mantienen confinada contra su voluntad.

Lo más grave de todo el asunto, reiteró, es que “hay dos personas que se pueden morir en cualquier momento. Uno recibiendo una asistencia médica que no solicitó y otro que ni se menciona (Maykel) en su casa, que se está cayendo, que seguro ni quieren reconocerlo como artista”.

“Maykel Osorbo estuvo preso un año y medio por el decreto 349, cómo no va a estar ahí en el Mincult. Estoy en contra de que se pacte una reunión y no se tenga en cuenta que Denis sigue preso, nosotros con patrullas y Luis Manuel sin poder regresar a su casa”, aseveró, en sintonía con la desaprobación de los acuerdos que previamente manifestó su compañera de lucha Omara Ruiz Urquiola, para quien lo pactado es otro Zanjón en pleno siglo XXI.

“Ese canal de diálogo no existe porque ellos no quieren. No puede haber diálogo en una situación asimétrica como la que tenemos. Las instituciones culturales y no culturales filtran el poder de un Estado que quiere controlar plenamente a sus ciudadanos. Tenemos que parar esos filtros. Estoy en contra de que se hayan elaborado esos puntos si no se logra que nosotros dejemos de tener esas patrullas en las puertas, que Luis Manuel esté en su casa y Denis Solís sea liberado”, subrayó.