Amenazan de muerte a periodista y activista LGBTIQ Héctor Luis Valdés Cocho

El colaborador de ADN Cuba volvió a ser amenazado con golpizas y hasta la muerte si no renuncia a su labor informativa y activismo
Héctor Luis Valdés Cocho
 

Reproduce este artículo

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho volvió a ser amenazado de muerte por un presunto acólito del régimen al que disgusta su quehacer informativo y pretende que el también activista lo abandone.

En su perfil de Facebook, Valdés Cocho, colaborador de ADN Cuba, expuso las amenazas recibidas y aseguró no temer a la muerte, y sí sentir pena por quienes amenazan y carecen de coraje para dar la cara.

“Evidentemente la desesperación en esta gente es tanta, que una vez más usan los modos más bajos como la intimidación y la amenaza. Pero lo que más me indigna no es solo las claras intenciones de intentar sembrar miedo, sino que usan perfiles totalmente falsos y para colmo de los males, usan la imagen de una cubana a la que le sobró decoro y valentía, como nuestra querida Celia Cruz”, escribió el joven comunicador en su post.

Según detalló, una persona no identificada le estuvo llamando por número privado durante más de una hora y, al no recibir respuesta de su parte, violó su privacidad usando la aplicación Messenger para enviarle mensajes agresivos e irrespetuosos.

“Mira maric… tú mismo te lo buscaste, no salgas ni a la esquina, si pones un solo pie en la calle para hablar toda la mierda que hablas del país que te lo dio todo, ya nosotros nos encargaremos de darte lo que te mereces. Tómalo como te dé la gana, es una amenaza, sí, y la cumpliremos”, dice el mensaje enviado a Valdés Cocho desde un perfil falso, a nombre de un supuesto Ángel Sánchez.

“Te vamos a dejar tirado en una esquina y nadie te va a reconocer de lo desfigurado que te vamos a dejar. Antes que salgas del país te vamos a dar lo que desde hace rato te estamos preparando. El maric… de tu novio ya sufrió, ahora te toca a ti y te juro que lo tuyo es peor. Sigue ahí para que veas lo que es sufrir antes de acabar contigo.

Lo peor que hiciste fue empezar en ADN, le estás echando más sal a la herida. No digo más, esta revolución la defenderemos al costo que sea necesario, incluso matar ratas como tú. Cuídate las espaldas”, agrega la amenaza.

El recordatorio a la pareja de Valdés Cocho en la amenaza obedece a que ésta fue citada el pasado 25 de febrero para una supuesta “entrevista” con agentes de la Seguridad del Estado en el cine Acapulco de La Habana; una entrevista que terminó en un violento interrogatorio.

La violencia del encuentro no estuvo dada por agresiones físicas de los agentes del régimen, sino por chantajes y amenazas verbales que desequilibraron al joven activista.

En medio del “horroroso interrogatorio” —según lo describió a ADN Cuba en ese entonces el hoy amenazado Valdés Cocho—,Raúl Soublett pidió que lo sacaran de la casa de protocolo a la que lo habían llevado y, ya sin control sobre sí, se autoagredió con una copa.

A Soublett lo chantajearon con amenazar a su pareja, con prohibirle viajar, con agredir a su familia y hacerle la vida imposible en la universidad. También dijeron que “probarían” su “complicidad” con la NED y lo sacarían por el Noticiero de la Televisión.

La amenaza de este domingo contra Valdés Cocho no es la primera en su contra. El pasado octubre la Seguridad del Estado o un adepto al régimen también le amenazó de muerte.

Mediante un SMS anónimo enviado en horas de la madrugada, el joven, además de ofendido, fue “invitado” a cuidarse las espaldas porque podría “amanecer con la boca llena de moscas en una zanja” o, peor, “no aparecer”.

Esta revolución la defenderemos al costo que sea necesario, incluso matar ratas como tú. Cuídate las espaldas"

Sin embargo, para Valdés Cocho estas amenazas son un reconocimiento de que está haciendo bien su trabajo y molestando con el mismo a quienes se niegan a que la naturaleza represiva y totalitaria del régimen cubano sea expuesta.

Uno nace un día y muere el día que le tengan marcado. “No le tengo miedo a la muerte, pero sí le tengo mucha pena y vergüenza ajena a quien amenaza con matar y tiene el poco coraje de no mostrar su rostro. Adelante, mata si tienes que matar, total, llevábamos 62 años casi muertos”, dijo a su agresor en el post.