Héctor Luis Valdés: "no aguanto una censura más"

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho denunció en las redes al régimen cubano por criminalizar el ejercicio del periodismo independiente en el país
Performance  contra la censura de Valdés Cocho. Foto tomada del perfil del periodista.
 

Reproduce este artículo

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho denunció en las redes al régimen cubano por criminalizar el ejercicio del periodismo independiente en el país.

El Ministerio cubano de Trabajo publicó este miércoles 10 de febrero la relación de 124 empleos que seguirán prohibidos para los llamados "cuentapropistas", entre ellas el periodismo.

Valdés Cocho, a raíz de la noticia, escribió en su perfil de Facebook:

“No soy artista del performance, ni nada que se le parezca. Pero esto lo hago desde la indignación que siento a raíz de que el régimen cubano criminalice el ejercicio del periodismo de modo independiente.  Siempre lo ha hecho, pero ahora lo oficializa.

Nunca me he sentido más libre como cuando comencé a ejercer mi derecho ciudadano a expresarme, nunca me he sentido tan útil hasta que comencé a informar la realidad y sin censura que vive mi país. 

Cuba , con esta esperada prohibición de la prensa independiente,  pretende lo que desde hace meses esperamos,  otra #PrimaveraNegra”.

En el documento, que se puede consultar a través del oficialista Cubadebate, se restringen los sectores de la prensa y la cultura. Entre las “actividades prohibidas” están el ejercicio del periodismo, la edición y maquetación de libros y prensa, la producción audiovisual y cinematográfica, la grabación de sonido y edición de música, la exhibición de películas, las transmisiones de radio y la gestión de salas de conciertos, galerías de arte y librerías.

Sobre los decretos 370 y 349 expresó:

“No bastó con los más de 20 multados por el inconstitucional decreto ley 370, con el 349, ahora penaliza la libertad de expresión.  En todo el sentido de la palabra. Es válido recordar que el desgobierno cubano firmó la carta universal de los Derechos Humanos en la que está incluido el artículo 19:

"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".

Amordazado o no, seguiré expresándome. No aguanto una censura más, un atropello más y mucho menos otra arbitrariedad más”.

Por su lado, la periodista y activista Iliana Hernández comentó al post de Valdés Cocho diciendo: “Yo sigo haciendo uso de mi derecho a expresar lo que siento, yo nací libre no soy esclava”.

Valdés Cocho no ha sido el único reportero que ha reaccionado ante la nueva Ley Mordaza. Su colega María Matienzo despliega desde la noche de ayer una campaña en contra de la medida.

La abogada cubana Laritza Diversent escribió que “El "Clasificador Nacional de Actividades Económicas" atenta contra la libre elección del empleo. Es un retroceso en DD.HH”.

En el Clasificador también se prohíbe que los cubanos trabajen como agentes de viajes y operadores turísticos, que impriman libros, que comercialicen vehículos de automotor y de sus piezas, tabaco, combustibles, equipos de telecomunicaciones y productos farmacéuticos y medicinales; entre otras restricciones.