COVID-19: Más de 500 multas y 200 detenidos en una noche habanera

En los últimos días el régimen ha arreciado la represión contra los cubanos bajo la excusa del enfrentamiento a la pandemia y otras "ilegalidades", y un ejemplo de esto es los que está sucediendo en La Habana
Más de 500 multas y 200 detenidos en una noche de La Habana por infringir medidas anticovid
 

Reproduce este artículo

En los últimos días el régimen incrementa la represión bajo la excusa del enfrentamiento a la pandemia y otras "ilegalidades". Un ejemplo de esto es lo que sucede en La Habana, donde este viernes 9 de abril las autoridades han exigido a los órganos encargados del orden interior, el control y la fiscalización, arreciar las multas y el uso de otros mecanismos administrativos y jurídico-penales.

El propio presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, indicó, en una reunión de este viernes, aumentar la represión "para hacer cumplir las medidas sanitarias y elevar la percepción de riesgo en la población", según informes de los medios de propaganda del régimen.

Un artículo de la plataforma estatal Cubadebate, refiere que la orden "se produjo tras un señalamiento a los organismos impositores encargados de hacer cumplir las restricciones a la movilidad nocturna, por el visible incremento de la circulación vial después de las 9:00 de la noche, sobre todo del tráfico vehicular".

Por su parte el jefe provincial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), coronel Frank Gimen Jiménez, informó en la reunión que el jueves en la noche sus agentes impusieron multas "a más de 500 ciudadanos y 233 fueron conducidos a las unidades por transitar a pie o en vehículos por la vía pública después de las nueve de la noche".

Señaló además, que entre los detenidos "estuvieron los ocupantes de un carro con chapa de turismo que transportaban mercancías adquiridas de forma ilícita", y agregó que "en el primer trimestre se han detenido 23 automóviles con esa licencia, dedicándose a actividades ilícitas".

Frank Gimen aseguró que en lo adelante "se reforzará la vigilancia nocturna en la vía pública para hacer cumplir la restricción de movilidad, así como la imposición de multas en horario diurno a los transgresores de las medidas sanitarias, como establece el Decreto 31".

Asimismo el coordinador de Fiscalización y Control del Gobierno de La Habana, Orestes Llanes, alertó que a partir de este viernes les será retirará la matrícula a todos los autos que circulen después de las 9 de la noche, "incluyendo los TUR, además de la multa correspondiente con el Decreto 31".

El funcionario dijo también que para reclamar la chapa "los propietarios del vehículo deberán presentar el recibo de pago de la multa y el que expende la entidad de inspección y revisión técnica", conocida popularmente como somatón.

En otro momento de la reunión reseñada por Cubadebate, Torres Iríbar fue enérgico al reclamar un control más estricto de la entrada y salida de La Habana, y exigió un mayor enfrentamiento a coleros y revendedores, a pesar de que en la reunión también se mencionó el desfavorable estado de opinión popular que existe respecto a la aglomeración en las colas, las demoras en el expendio de pan, y otras cuestiones que son el resultado de la mala gestión del régimen.