Retiran en Miami cartel de empresa de Hugo Cancio con logo de Etecsa

La publicidad de Katapulk provocó la protesta de exiliados cubanos por la inclusión de un logo de Etecsa, monopolio propiedad del régimen comunista
Miami: quitan valla de empresa de Hugo Cancio
 

Reproduce este artículo

Un cartel publicitario de la empresa Katapulk, propiedad del cubanoamericano Hugo Cancio, fue retirado este jueves de una carretera en Miami tras la protesta de exiliados por la inclusión de un logo de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (Etecsa), monopolio propiedad del régimen comunista.

Varios activistas habían convocado a manifestarse frente a la valla “hasta que bajen ese cartel”, indignados por la publicidad de recargas de telefonía móvil para Etecsa a través de Katapulk, empresa autorizada por el castrismo a operar en la isla y que también vende a un alto sobreprecio alimentos y productos básicos que escasean en Cuba.

El exprisionero político y comunicador independiente Esteban Rodríguez fue uno de los que invitaron en redes sociales a sumarse a la protesta, y se presentó en el lugar el miércoles junto con otros cubanos.

Este jueves un video publicado en Facebook por Ileana Leyva Riverón muestra a un empleado aparentemente retirando la publicidad de la enorme valla, ubicada en la autopista de Palmetto y la calle 74. “Sí señor, ¡la quitaron!”, se escucha celebrar a una persona.

Según opinó Esteban Rodríguez en otra publicación, la colocación de un cartel con el logo de Etecsa, empresa que le cortó las comunicaciones cuando hacía activismo en la isla, es “una falta de respeto al exilio, a los muertos y a los presos políticos cubanos”.

El tuitero cubano Carlos Alberto Pérez, conocido como El Ruso 4K, denunció a propósito del cartel, que “el Ministerio de Telecomunicaciones [de Cuba] amparados por la Seguridad del Estado, me aplicó a mí y a otros tantos cubanos multas por la ley mordaza, ministro que es responsable del monopolio de Etecsa, monopolio que es de la dictadura y que usa sus servicios a conveniencia para silenciar las voces de muchos cubanos, eso sin contar el dinero que le genera esta empresa al régimen”.

Según EL Ruso 4K, “ver esto en la ciudad de la Florida es un asco total, pero Estados Unidos es un país libre, como mismo somos libres nosotros de usar o no estás plataformas como Katapulk”.

También usuarios en redes sociales criticaron desde el lunes a la conocida actriz Tahimí Alvariño por ser el rostro del cartel en cuestión, y de otros productos comerciales de Katapulk, que opera en Cuba con la anuencia del gobierno.

“¿Quién les permite poner esto [el cartel]?”, expresó en Twitter Betty Guerra Perdomo, prima de los presos políticos Jorge y Nadir Martín Perdomo. La activista posteó una foto de la valla en Miami en el cual aparecía Alvariño promocionando las recargas a teléfonos móviles ofrecidas por Katapulk, en consorcio con Etecsa.

“Toda la Florida debería estar llena de vallas denunciando a la dictadura y mostrando a nuestros presos”, agregó Guerra, en referencia a los cientos de reclusos por motivos políticos que mantiene el régimen tras las protestas de julio de 2021.

Katapulk, con sede en EE. UU., es una plataforma en línea que pertenece al empresario cubanoamericano Hugo Cancio, favorable al acercamiento de la Casa Blanca con el régimen cubano. Cancio es propietario también del medio de comunicación OnCuba y posee otras inversiones en la isla.

En un comunicado enviado a los medios, Hugo Cancio defiende que “Etecsa es la empresa de telecomunicaciones de Cuba donde todos los cubanos dentro y fuera de la isla tramitan sus recargas y compran sus paquetes de datos para el uso de Internet y otros servicios”.

Cancio asegura que no se buscó causar “controversia” en la comunidad del exilio, sino “ofertar este muy necesario servicio a nuestros clientes y al ser nuevo, quisimos darle legitimidad a esta gestión”.

“Al igual que el resto de nuestros servicios, todo lo que hacemos no va dirigido contra nadie, trata de favorecer y ayudar”, agregó Cancio.

Katapulk tiene presencia en varias provincias de Cuba. Vende alimentos y productos de aseo a precios elevados, que pagan cubanos en el extranjero para sus familiares en la isla, quienes padecen una de las crisis económicas más graves de las últimas décadas.

La plataforma pertenece a Fuego Enterprise Inc., una empresa de Estados Unidos activa en medios y entretenimiento, telecomunicaciones, viajes y bienes raíces, que en Cuba tiene licencia también para comercializar productos agroalimentarios, artesanales y bienes de consumo. Fundada en 2004 y conocida hasta 2012 como Grupo para el Desarrollo de Negocios con Cuba, la compañía fue creada por Cancio, su propietario y principal accionista.  

En julio de 2021, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera del régimen cubano autorizó la inscripción y otorgó la licencia correspondiente a la empresa en el Registro Nacional de Representaciones Comerciales Extranjeras, adscrito a la Cámara de Comercio de la isla.

Fue la primera autorización de esta naturaleza dada a una compañía propiedad de un cubanoamericano, aunque OnCuba, filial de Fuego Enterprise, operaba desde años antes en sus distintas ramificaciones (medio de comunicación y agencia de viajes) con oficinas en la capital cubana.