Yordan Álvarez podría ser positivo al coronavirus
Por razones que el club no puede revelar debido a "mandatos de la liga", Álvarez no está en Houston, reveló el viernes el manager de los Astros, Dusty Baker.
Yordan Álvarez podría ser positivo al coronavirus

La ausencia de Yordan Álvarez en el “Dia 1” de la reapertura de los campamentos de primavera estuvo entre las más llamativas para los comunicadores de las Grandes Ligas que apuntaban al coronavirus como la posible causa.

El tunero de 23 años es el actual Novato del Año de la Liga Americana tras su brillante temporada con 26 dobles y 27 jonrones en 87 juegos en su debut.

Por razones que el club no puede revelar debido a "mandatos de la liga", Álvarez no está en Houston, reveló el viernes el manager de los Astros, Dusty Baker.

Como parte de un acuerdo entre Major League Baseball (MLB) y la Asociación de Jugadores, los clubes no pueden revelar las identidades de los jugadores que dieron positivo para COVID-19.

Los Astros tenían personal adicional que resultó positivo para el virus esta semana, pero el viernes el gerente general James Click no identificó a ninguno de ellos, ni si eran jugadores, según reseña Chandler Rome en el  Houston Chronicle.

Álvarez vivió en Florida durante el cierre de tres meses de la Gran Carpa que espera abrir el 12 de septiembre con 60 juegos.

“Es fácil llegar a la conclusión de que Álvarez ha dado positivo por COVID-19, pero ese no es necesariamente el caso. Puede ser retenido por diferentes razones. Incluso si el retraso está relacionado con el coronavirus, eso no significa que haya sido infectado” escribió James Todd en MLBtraderumors.

Florida, con más de 179 000 contagios y más de 3684 muertes, ha pasado a estar entre los tres primeros estados de EE.UU más afectados por los rebrotes de COVID-19 tras entrar en fases de reaperturas.

James Click dijo que creía que Álvarez estaba próximo a reincorporarse a los entrenamientos. El cubano está llamado a figurar en la alineación regular de los Astros en el Dia de Apertura junto a su coterráneo Yuliesky Gurriel.

El reporte inicial de datos de test de coronavirus publicado por MLB el viernes fue considerado bajo en cuanto a pruebas positivas: 1.2 por ciento, o sea, 38 pruebas positivas de 3185 muestras recolectadas.

Treinta y uno de los 38 positivos fueron jugadores; el resto era personal. En total,19 equipos tuvieron al menos un jugador positivo en la prueba.

Pruebas similares en la NBA y la NHL mostraron mayores porcentajes de  positivos.Hubo mucha preocupación  después de un brote en la sede de entrenamiento de primavera de los Filis de Filadelfia en Clearwater, Florida, con al menos ocho jugadores, algunos de los cuales de ligas menores eran contagiados asintomáticos

Los jugadores y el personal continuarán realizándose pruebas de detección del coronavirus cada dos días durante la temporada.

Cuando se trata de casos individuales, el béisbol ha decidido colocar la privacidad por encima de la transparencia y, por lo tanto, no revelará los nombres de los jugadores que dan positivo. 

Pero se ha supuesto  que cualquier jugador que estuvo ausente el viernes sin una explicación oficial del equipo contrajo el virus.

El lanzador de los Medias Rojas de Boston, Eduardo Rodríguez, también estuvo ausente el viernes, pero el gerente Ron Roenicke dijo que fue porque el venezolano  había estado expuesto a una persona infectada y estaba esperando los resultados de las pruebas. 

Roenicke también comentó que el equipo tuvo "algunas" pruebas positivas pero no pudo revelar cuántas.

En este primer día de entrenamientos muchos jugadores llevaban máscaras en el campo, a pesar de que no había mandato de la MLB para hacerlo. Los jugadores  se esforzaron por mantenerse  a seis pies o más de distancia siempre que fue posible. Los asistentes de la casa club limpiaron las pelotas de béisbol con desinfectante después de su uso.

Dentro de las casas club, se bloquearon algunos casilleros para promover el distanciamiento, y donde eso no era posible, como en el antiguo y estrecho Fenway Park en Boston, los Medias Rojas se hicieron cargo de las suites de lujo para servir como vestuarios improvisados, dos jugadores por suite.

Esas suites, por supuesto, no serán necesarias  inicialmnte esta temporada, que se espera que se juegue, al menos al principio, sin aficionados, recordó el Washington Post.