Pelotero Yordán Álvarez se reencuentra con su familia en Cuba
El pelotero de la MLB llevaba cinco años sin ver a su familia
Yordán Álvarez

El pelotero cubano de la MLB, Yordán Álvarez, se reencontró con su familia en Cuba, después de cinco años sin verlos.

De acuerdo con Swing Completo, viajó con su pequeña hija Mya y su esposa Mónica, reencontrándose con su padre Agustín, su madre Sandra que aún viven en el municipio Colombia, de Las Tunas, además de su hermano y su tío Yosvany.

 

Reencuentro familiar

 

Álvarez estará una semana en la isla, y regresará a Estados Unidos el 5 de diciembre, pero antes planea visitar el estadio Julio Antonio Mella donde se dio a conocer frente a la afición tunera.

La joven promesa del béisbol recibió hace pocos días el premio Novato del Año de la MLB.

El 28 de octubre anterior,cCon 22 años y 122 días, se convirtió en el jugador más joven de la Liga Americana con un cuadrangular en la Serie Mundial desde que Tony Kubek conectó dos  para los Yankees en el Clásico de Otoño de 1957.

El batacazo de Alvarez sobre la cerca del jardín central tuvo un final cómico cuando la pelota le fue encima a un aficionado que sostenía dos cervezas en la primera fila del graderío. La escena fue presenciada desde una suite del estadio por el presidente de EEUU, Donald Trump. 

Se convirtió en el cubano más joven en llevarse las cercas en la Serie Mundial, y quebró la marca de su compatriota  José Canseco en el Derby de Otoño de 1988.

El tunero es el cuarto con menos edad en disparar bambinazo por la Liga Americana en una Serie Mundial, solo superado por Mickey Mantle (20-352), Jimmie Foxx (21-351) y el mencionado Kubek.

Álvarez se erigió como el segundo pelotero menor de 23 años que batea un vuelacerca en el presente Derbi de Otoño, luego que lo hiciera el outfielder dominicano Juan Soto (Nacionales) en el duelo 1. Soto, quien cumplió 21 primaveras hace 3 días, lo hizo con 20. 

Esto no ocurría desde 1934, cuando Joe Medwick (22 años) y Bill DeLancey (22) lo lograron para Cardenales de San Luis en un cruce definitorio contra Tigres de Detroit.