Cubano Pichardo candidato a mejor atleta del mundo por triunfos con Portugal

El saltador cubano Pedro Pablo Pichardo, campeón olímpico de Tokio por Portugal, está nominado a mejor deportista masculino del 2021 en los World Athletics Awards
Pedro Pablo Pichardo, campeón de triple salto con Portugal. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

El cubano Pedro Pablo Pichardo, actual campeón olímpico de Tokio en el triple salto por Portugal, fue nominado a “Mejor atleta masculino” del 2021 en los World Athletics Awards que se entregarán en diciembre.

Este jueves 21 de octubre el órgano rector del atletismo mundial eligió a los 10 candidatos al premio tras las deliberaciones de expertos internacionales de los cinco continentes.

Pichardo, quien en 2017 abandonó la delegación cubana, integra la lista de nominados en la que aparecen seis deportistas europeos, dos africanos y dos asiáticos, con representación de todas las pruebas del atletismo excepto la marcha, informó Runner's World.

Entre los favoritos sobresalen el vallista noruego Karsten Warholm, quien ya ganó el título a mejor atleta de Europa en el 2021, y el lanzador estadounidense de bala Ryan Crouser. Ambos deportistas lograron sus medallas olímpicas con récords mundiales.

Para definir al ganador de los World Athletics Awards se inicia un proceso de votaciones que se extenderá hasta el próximo sábado 5 de noviembre, cuando el grupo de nominados se reduce a cinco candidatos. El Consejo de World Athletics aportará un 50% de los votos, especialistas en atletismo que votarán por email sumarán otro 25%, y los aficionados completarán la elección con otro 25% que se medirá por los likes y retuits en Facebook, Twitter e Instagram.

El cubano nacionalizado portugués Pedro Pablo Pichardo, ganó el oro en Tokio para su patria de adopción, que significó el segundo título olímpico de Portugal en la historia del salto triple.

Además, el saltador de 28 años es ganador de la Liga de Diamante, campeón europeo de atletismo en pista cubierta y cuenta con siete victorias en nueve competiciones.

“En Cuba, no tienes opción. Si no formas parte del equipo nacional que entrena en La Habana, no puedes ser un gran atleta. Era obligatorio, si no estás allí y entrenas con sus entrenadores, no eres bueno, no viajas y no compites”, dijo Pichardo tras refugiarse en Europa.

Sobre cómo entrenaba en Cuba, aunque era un atleta de alto rendimiento, dijo que “dormía en el suelo, en las gradas del estadio, me daban un poco de pan con café. No lo soportaba más”. En medio de eso, la Federación de Atletismo lo castigó en el 2014 con un año separado de la élite.

“Fueron varios problemas que tuve que soportar, hasta que decidí salir de Cuba (…) Fue triste y doloroso no participar en campeonatos internacionales, pero no lamento haber dejado Cuba, fue la mejor decisión de mi vida”, dijo en Portugal.

Tras su escape en Stuttgart, Pichardo se trasladó a Portugal y no demoró mucho en encontrar un club al que representar, el Benfica. En el 2017 recibió la ciudadanía lusa y un año después ganó para ese país la Liga de Diamante.

“Quiero mostrar mi reconocimiento a los portugueses con medallas y trofeos. Creo que es la mejor manera de agradecerles por todo lo que están haciendo por mí”, aseguró en una ocasión.