Odrisamer Despaigne rompe su mala racha en Corea
El habanero venía de recibir un total de 28 jits, 18 carreras y 3 jonrones entre sus últimas tres apariciones en los montículos de KBO, por lo que el partido de este jueves parecía crucial para rescatar el buen rumbo
Odrisamer Despaigne rompe su mala racha en Corea

El lanzador cubano Odrisamer Despaigne rompió una racha de tres derrotas consecutivas en el béisbol profesional de Corea del Sur (KBO), y realizó una salida de calidad este jueves en la victoria de los KT Wiz sobre los SK Wyverns (13-7).

El habanero venía de recibir un total de 28 jits, 18 carreras y 3 jonrones entre sus últimas tres apariciones en los montículos de KBO, por lo que el partido de este jueves parecía crucial para rescatar el buen rumbo con que había comenzado su primera campaña en ese circuito.

Los comienzos de partido siguen siendo la deuda pendiente de Despaigne con este béisbol, y ante los Wyverns retiró la primera entrada sin problemas, pero en la segunda recibió jonrón solitario por el jardín izquierdo, presagiando otra mala jornada para él.

Sin embargo, el pitcher de 33 años se recuperó y sacó la tercera entrada, recibiendo otra carrera en la cuarta producto de una base por bolas imparable, un wild pitch y un imparable.

De ahí en adelante, el ex MLB se mantuvo como el pitcher dominante que había sido hasta el comienzo de su mala racha en KBO, pues retiró los tres innings siguientes sin recibir carreras y dominando a los bateadores rivales con una gran cantidad de batazos a ras de suelo.

Finalizó el partido con 7 innings trabajados, 2 carreras permitidas, 6 jits, un jonrón, 3 ponches y una base por bolas, para lo cual debió lanzar 109 envíos al plato. De esta manera, su promedio de efectividad bajó a 4.15 carreras y podría ser el comienzo de un repunte para Despaigne.

Por su parte, el otro pelotero cubano enrolado en el torneo de KBO, el matancero José Miguel Fernández, tuvo un aporte discreto este jueves en la victoria de Doosan Bears sobre Samsung Lions (7-3).

Fernández, quien llegó a este partido como segundo en promedio de bateo de toda la liga con .390 y primero en jits con 60, falló en sus tres primeras oportunidades, incluyendo un doble-play.

Hacia el final del choque, se las arregló para recibir su boleto número 14 el torneo y conectó imparable al jardín derecho en su último turno en el plato.

De esta manera, el infielder de 32 años se consolidó como uno de los mejores bateadores del torneo, con grandes aspiraciones a llevarse la corona ofensiva en esta edición del torneo, en la cual registra además 7 jonrones y 32 carreras impulsadas.

Odrisamer Despaigne y José Miguel Fernández son los únicos representantes cubanos en el béisbol de Corea del Sur, competición que fue pionera —junto con la liga taiwanesa— en reiniciar las actividades luego del parón por la pandemia del COVID-19.