“Hice historia para mi país, comienza mi era de campeón”, asegura boxeador cubano Yordenis Ugás
Yordenis Ugás tiene bien claro lo que significa su triunfo: “Esto no se trata de dinero, se trata de una meta, un objetivo, (…) hice historia para mi país. Primer campeón mundial cubano de peso welter en 50 años”
Yordenis Ugás frente a bandera cubana, con el cinturón de campeón mundial de boxeo. Fotomontaje de ADN Cuba, a partir de fotos de Facebook
 

Reproduce este artículo

A una semana de ceñirse el cinturón de campeón regular de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Yordenis Ugás continúa celebrando y no es para menos. Hacía medio siglo que un cubano no lograba esa hazaña en el peso welter del pugilato profesional.

“Hace una semana gracias a Dios la vida me cambió para siempre. Me convertí en campeón del mundo en la división más dura y talentosa del boxeo”, escribió el deportista en sus redes sociales.

El domingo 7 de septiembre Ugás derrotó en el Microsoft Theater de Los Ángeles (California, Estados Unidos), durante un reñido combate, a Abel Ramos, convirtiéndose en monarca de su división.

En la categoría welter, Cuba no recibía esta alegría desde José Ángel Nápoles, el conocido “Mantequilla” que triunfó el 18 de abril de 1969 como campeón del Consejo Mundial de Boxeo y de la Asociación Mundial de Boxeo, luego de vencer en una recordada y dura contienda de 13 rounds a Curtis Cokes, también en Los Ángeles.

Yordenis Ugás tiene bien claro lo que significa su triunfo: “Esto no se trata de dinero, se trata de una meta, un objetivo, un sueño que se cumplió. No solo hice algo especial a nivel personal de diez años de trabajo duro, sino que hice historia para mi país. Primer campeón mundial cubano de peso welter en 50 años”.

El conocido boxeador, que lo abandonó todo en la isla cuando era uno de los mejores del mundo amateur sin discusión, para lanzarse al circuito profesional, asegura que ahora comienza otra parte de su historia.  

“Este es mi tiempo, con la bendición de Dios comienza mi era de campeón. A ti que me estas leyendo te deseo que Dios te regale todos los sueños que tu corazón anhelan”, expresó.

“Porque no hay nada más especial que hacer realidad nuestros sueños y cumplir nuestras metas”, concluyó un emotivo mensaje a sus seguidores, no sin antes desearles bendiciones y recordar a las deidades yorubas Shangó y Orula.

La batalla sobre el ring de hace una semana se zanjó por decisión dividida: dos jueces vieron triunfar a Yordenis Ugás por 115-113, y un tercero consideró que ganó Abel Ramos por 117-111.


El cubano entonces recordó que “he perdido tres decisiones cerradas y divididas en Los Ángeles (…) [esta es] mi primera victoria en Los Ángeles. Ha sido muy difícil competir aquí. Más de 10 años soñando con esta noche. No ha sido fácil, injusticias, decepciones, en 2014 todos decían que mi carrera había terminado”.

Emocionado, Ugás añadió que “esto [es] por todos los cubanos sin importar donde vivan. Con trabajo duro, disciplina y dedicación no hay imposible. Nunca te rindas”.

Yordenis Ugás, poco antes de su combate por el título, había repasado su carrera con publicaciones en redes sociales, en las que recordó su vida en Cuba.

“Hace diez años era el mejor boxeador de Cuba. Dejé el equipo nacional. Dejé todo atrás, me separé de mi familia y me subí a una lancha para venir a este país [Estados Unidos]. Para ser un hombre libre y convertirme en campeón mundial en los profesionales”, escribió en Instagram.

También en Twitter, expresó el boxeador cubano sobre su salida de la isla y su batalla de este domingo: “Llevo ganando campeonatos desde los 10 años, gané 12 campeonatos consecutivos en 12 años en Cuba, soy medallista olímpico y doble campeón mundial amateur, escapé en bote de Cuba hace más de 10 años para ser un profesional y campeón”.