“Tráeme al mejor”, pide el boxeador Yordenis Ugás tras regreso a entrenamiento

Después de cinco meses de recuperación de la lesión de su ojo, el boxeador cubano ya tiene el permiso para entrenar sin restricción
boxeador cubano Yordenis Ugás
 

Reproduce este artículo

El boxeador cubano Yordenis Ugás informó a través de sus redes sociales que está en forma para volver a los entrenamientos luego de cinco meses de recuperación por la lesión ocular que le provocó la pelea frente a Errol Spencer, en abril de este año.

“En estos 5 meses he mantenido todo este proceso de mi ojo en privado, nunca he hablado del tema, ha sido un proceso difícil, mirándolo todo doble, con molestias, pero nunca estuve de mal genio, porque soy un guerrero y esto fue una herida que he llevado con orgullo”, escribió en su Instagram.

El boxeador añadió que “a veces tienes que estar dispuesto a morir por lo que amas, pero tengo que hacerlo, por tantas personas que se han preocupado. Ayer tuve la cita con la cirujana que hizo mi cirugía y ahora gracias a Dios finalmente tengo el permiso para entrenar por completo, sin restricción”.

“Cuando me recomendaron ese hospital me dijeron: ese es el mejor hospital para los ojos del país. Desde el primer día me di cuenta. Quiero darle las gracias y agradecimientos a todo el equipo y personal del (Bascom Parmer Eye Institute)”, agregó.

“Soy hace años uno de los mejores cinco pesos welter del mundo, una división histórica y competitiva. Ahora, todos mis fans, las personas que me apoyan y especialmente mi comunidad que es mi gran motivación, podemos comenzar a soñar con el camino del regreso. Tráeme al mejor 147 libras que esté disponible. Solo quiero seguir dando grandes peleas. Gracias a Dios. Gracias a todos”, concluyó.

Tras la pelea en abril pasado, Ugás tuvo que ser hospitalizado para tratar una fractura orbital en su ojo derecho. En su Instagram, el peleador santiaguero narró que no tenía toda la visión y detalló cómo había experimentado cada golpe durante la pelea.

“Cuando comience a ver con mis dos ojos espero ver la pelea, pero creo que estaba metido dentro de la pelea hasta el round 7 que llegó ese golpe, los próximos cuatro rounds cada vez que me daba por ahí sentía que me daba con un martillo, pero con filo”, contó en sus redes.