Futbol cubano en “su peor momento” por culpa del bloqueo, afirman autoridades

“El bloqueo norteamericano", la tradicional justificación a la que echa mano el gobierno de Cuba siempre que necesita un culpable, estaría impactando negativamente al fútbol cubano, un deporte que “vive su peor momento en la historia”, señala un reporte de la emisora Radio Rebelde.

Cada año nos alejamos, ya no solo del nivel mundial, sino incluso tampoco somos potencia en el Caribe”, indica la nota del medio oficialista, y pasa por alto a “tantas causas que se pudieran buscar”, para centrarse “una bien clara y que nos golpea hace más de cinco décadas”, y no es precisamente la desacertada administración interna o las decisiones equivocadas, sino las sanciones económicas y financieras que mantiene el gobierno de Estados Unidos contra el régimen cubano.

El reporte refiere que los futbolistas cubanos no pueden jugar en la “MLS” (liga nacional de Estados Unidos),  sin renunciar a ser cubanos”, y esto estaría ocasionando “las constantes deserciones de nuestros jugadores”.

No mencionan, sin embargo, que a pesar de los constantes reclamos de aficionados y de los propios jugadores, las autoridades de la Isla impiden a los deportistas cubanos radicados en otros países representar a Cuba en competencias internacionales.

El reportaje se queja también del impacto material de las sanciones como el estado de las canchas, y la disponibilidad de balones y “tecnología que se necesita para desarrollar el deporte más popular del mundo”. Al parecer el autor desconoce la historia de grandes figuras del futbol internacional que comenzaron sus carreras pateando cocos y mangos en los barrios más humildes de Brasil o Argentina, y que solo el talento propio y las oportunidades locales llevaron a la cima.

 

 

Desde el 2014 a Cuba se le adeuda un monto aproximado de un Millón 400 Mil dólares, en derechos de televisión, premios y en la participación en Copas de Oro. Además no recibimos los beneficios de los proyectos que tiene la Confederación nuestra, debido a que las transferencias se realizan a través de bancos estadounidenses”, dijo Oliet Rodríguez, Comisionado Nacional de Fútbol en el país.

El Comisionado aseguró también que desde octubre de 2018 la selección cubana ha participado en cinco torneos en Estados Unidos, y “siempre hemos tenido que ir a un tercer país para buscar las Visas”. Esta particularidad estaría duplicando y en ocasiones triplicando los gastos del país para participar en los eventos, a los que incluso han tenido que asistir rentando vuelos chárter “que son extremadamente costosos”.

Asimismo el funcionario mencionó la falta de acceso a tecnologías que posibilitan el estudio de contrarios como otro de los factores asociados a las sanciones económicas de Estados Unidos que afectan el desarrollo del futbol en Cuba.

Sin embargo, una de las recomendaciones que han hecho los analistas a las autoridades es invertir correctamente la ayuda FIFA, que realiza donaciones a las Federaciones Nacionales de menos ingresos para que se mejoren las infraestructuras y se promueva la práctica del deporte. Sin embargo, los estadios cubanos permanecen en condiciones lamentables: terrenos en mal estado y ausencia de iluminación.