Eriel Sánchez ante la fuga de seis peloteros: “No hay ninguna situación”

El manager espirituano niega que el equipo cubano esté pasando por un aprieto en el Mundial ante la fuga de sus jugadores
Eriel Sánchez
 

Reproduce este artículo

El manager espirituano Eriel Sánchez, al frente del equipo Cuba en el Mundial Sub-23 de Béisbol, negó en entrevista con la prensa cubana que su seleccionado esté pasando por un aprieto ante la fuga de seis de sus integrantes en lo que va de torneo.

Sánchez dijo al periodista Guillermo Rodríguez de Radio Rebelde que “la única debilidad que puede tener un equipo Cuba siempre es la falta de topes de confrontación”. Ante el cuestionamiento del especialista sobre las “deserciones” el director del equipo respondió que eso no era una preocupación. 

“No hay situación. No hay ningún problema. Hay un equipo aquí, un grupo de dirección y una delegación completa que vamos a estar en disposición de los resultados y a cumplir con nuestro deber que es jugar béisbol y llevar la victoria hacia el pueblo”, señaló Sánchez respecto a la fuga de varios de sus jugadores.

Finalmente concluyó que “estamos viendo que después que ya comienza el campeonato y van pasando los juegos, nos vamos ajustando a la forma deportiva”. Cuba tiene hasta el momento un balance de 2 victorias y una derrota.

Este domingo 26 de septiembre, las deserciones del equipo Cuba continuaron en México. Esta vez los jardineros Reinaldo Lazaga y Dismany Palacios, y el pitcher zurdo Dariel Fernández salieron de la concentración en Obregón, en horas de la madrugada. Se sumaron así a otros tres peloteros que se fugaron con antelación.

“Se rompe el récord de más abandonos en una delegación de béisbol desde que comenzara este fenómeno en 1991. Ya llevan seis en este Mundial”, dijo el periodista Francys Romero al respecto.

El primer pelotero en abandonar la concentración fue el joven de 18 años Luis Dannys Morales, el pasado martes 21 de septiembre. Luego se sumaron el pitcher derecho Ubert Mejías y el receptor Loidel Rodríguez Peralta.