Jovenel Moïse: ¿Quién era el presidente de Haití que terminó asesinado?

Jovenel Moïse asumió la presidencia de Haití en 2017, el país más pobre de América
Jovenel Moise, presidente asesinado de Haití
 

Reproduce este artículo

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, asesinado este miércoles en su residencia, nació en una familia de bajos recursos en Trou-du-Nord, en el noroeste del país, hijo de una costurera y un mercader.

Durante su adolescencia, estudió Ciencias Políticas cuando decidió mudarse a Puerto Príncipe. Posteriormente, comenzó una carrera como empresario.

Moïse venía ocupando el cargo como presidente después del retraso en las elecciones previstas para 2018, donde su mandato estuvo en medio de protestas sobre cuándo terminaría su gobierno.

En el año 2015, el expresidente Michel Martelly, lo eligió como candidato a la presidencia del Partido Político Haitiano Tèt Kale (PHTK), fundado por el propio Martelly.

Las elecciones tuvieron que llevarse a cabo durante un nuevo proceso en 2016 luego de fuertes acusaciones de fraude. Ese año, Moïse venció en primera vuelta a su contrincante con el 55% de los votos, 36 puntos por encima.

Finalmente, asumió el cargo como presidente de Haití en el 2017 y desde el 2019, su gobierno se ha enfrentado a diversas manifestaciones por el deterioro de las condiciones de vida en el país y por múltiples acusaciones de corrupción.

Jovenel Moise, presidente de Haití, fue asesinado a tiros

Jovenel Moise, presidente de Haití, fue asesinado a tiros

Moïse sostenía que se mantendría en el poder hasta el 7 de febrero de 2022, luego de asumir el cargo en 2017; sin embargo, el Consejo superior judicial de Haití tomó como punto de partida el año 2016, por lo que afirmó que era el fin de su mandato.

Después de una turbulenta semana de protestas, Moïse aseguró que había frustrado un golpe de Estado.

El presidente asesinado se encontraba en medio de un incremento de la violencia y un aumento de secuestros, por lo que fue acusado de no actuar ante la terrible situación del país.

Continúo gobernando la nación más pobre de América, incluso con planes de realizar un referéndum constitucional no previsto en la Carta Magna, programado para el 27 de junio, pero pospuesto en medio de la crisis.

La oposición y muchas organizaciones de la sociedad civil rechazaron la propuesta presidencial, por lo que Moïse fue acusado de ilegitimidad del mandato del jefe de Estado y la imposibilidad de organizar unas elecciones, en vista de la inseguridad.

Ante muchas demandas de los líderes opositores sobre su intento de aumento de poder, el Consejo de Seguridad de la ONU, Estados Unidos y Europa, habían manifestado que era necesaria la celebración de elecciones legislativas y presidenciales libres y transparentes, para finales de 2021.

Según la Carta Magna actual redactada en 1987 luego de la caída del dictador François Duvalier, declara que “toda consulta popular destinada a modificar la Constitución por referéndum está formalmente prohibida”.

Jovenel Moïse, de 52 años, fue asesinado tras un asalto a su residencia en la madrugada de este 7 de julio, en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro, Claude Joseph.

Haití, con más de 11 millones de personas, se enfrenta a una pobreza extrema y a los repetitivos desastres naturales, como terremotos y huracanes.