El FBI investiga el secuestro del grupo de misioneros estadounidenses en Haití

Estados Unidos responsabilizó de los secuestros a la banda '400 Mawozo', conocida por pedir rescate para la liberación de las víctimas
Organización religiosa Christian Aid Ministries / Foto: Reuters
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos envió al FBI a Haití para colaborar en la investigación del secuestro de 16 misioneros estadounidenses y un misionero canadiense pertenecientes a la organización religiosa Christian Aid Ministries.

Las autoridades estadounidenses han responsabilizado del secuestro a la banda ‘400 Mawozo’, una de las pandillas más poderosas de Haití que es conocida por realizar secuestros para pedir rescate por la liberación de las víctimas.

La banda está especializada en secuestros de grandes grupos que viajan en vehículos tanto privados como públicos, según el Centro de Análisis e Investigación de Derechos Humanos (CARDH).

Los agentes del FBI llegaron a Puerto Príncipe fletados por un avión estadounidense para colaborar con la investigación del secuestro que tuvo lugar el sábado después de que los misioneros visitaran un orfanato en Croix des Bouquets, un barrio ubicado en le noreste de la capital haitiana.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó durante una rueda de prensa que el FBI ahora “es parte de un esfuerzo coordinado del Gobierno de Estados Unidos” para rescatar a los ciudadanos estadounidenses que están involucrados en el suceso.

Del mismo modo, el Departamento de Estado de Estados Unidos ha indicado que la Embajada de Haití ha estado en contacto con la Policía Nacional y con la organización religiosa, así como con los familiares de los secuestrados.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, ha señalado que el FBI ahora es parte de un pequeño equipo y que ha acudido a Haití para “trabajar en estrecha colaboración con las autoridades haitianas”.

¿Qué se sabe de la banda 400 Mawozo?

Las víctimas de los secuestros suelen ser tanto haitianos como extranjeros, y por estos últimos piden rescates que muchas veces superan las ganancias anuales de un haitiano de clase media.

La poderosa pandilla llamada ‘400 Mawozo’ estuvo detrás del secuestro a miembros del clero católico en abril y pidió $1 millón por la liberación de las víctimas. 

La mayoría de los secuestros que han ocurrido en el país en los últimos años fueron perpetrados por esta banda, según Gedeon Jean, director del CARDH, con sede en Puerto Príncipe.

Aunque no está claro si se ha exigido un pago por la liberación de los 17 misioneros, un exdirector de campo de Christian Aid Ministries en Haití le dijo a CNN que los secuestradores ya se han puesto en contacto con la organización religiosa.