Asesinan al presidente de Haití, Jovenel Moïse

Hombres armados irrumpieron en su residencia a tiros. La Primera Dama se encuentra herida de bala
Presidente Haití
 

Reproduce este artículo

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, de 52 años ha sido asesinado tras un asalto a su residencia en la madrugada del 7 de julio, en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, informó el primer ministro, Claude Joseph.

Moïse había denunciado la semana pasada a la oposición y a empresarios por estar organizando un golpe de estado contra él. En el asalto resultó herida de bala la primera dama, Martine Moïse, que está recibiendo cuidados intensivos. Debido a este grave incidente se esperan disturbios en las próximas horas. El Primer Ministro Joseph ha llamado a la calma a la población y ha anunciado que la policía y el ejército cooperarán para mantener el orden.

Se sabe que un grupo de individuos todavía no identificados atacó la residencia privada del presidente haitiano Jovenel Moise y lo mató a tiros. Alrededor de la 1 de la madrugada del miércoles 7 de julio, un grupo de personas, algunas de las cuales hablaban español, atacaron la residencia privada del presidente, hiriendo de muerte al jefe de Estado.

Joseph dijo que ahora estaba a cargo del país. Condenando el "acto inhumano y bárbaro", Joseph pidió calma y dijo que la policía y las fuerzas armadas habían tomado el control de la situación de seguridad.

Moïse había gobernado Haití, el país más pobre de América, por decreto, luego de que las elecciones legislativas previstas para 2018 se retrasaron a raíz de disputas, incluso sobre cuándo terminaba su propio mandato.

Además de la crisis política, los secuestros para pedir rescate se han disparado en los últimos meses, lo que refleja aún más la creciente influencia de las bandas armadas en la nación caribeña. Haití también enfrenta pobreza crónica y desastres naturales recurrentes.

El presidente enfrentó una fuerte oposición de sectores de la población que consideraron su mandato ilegítimo, y pasó por una serie de siete primeros ministros en cuatro años. Joseph estaba programado para ser reemplazado esta semana después de solo tres meses en el cargo. Ahora él está al mando del país.

Además de las elecciones presidenciales, legislativas y locales, Haití debía tener un referéndum constitucional en septiembre después de que se pospusiera dos veces debido a la crisis del coronavirus.

Con el apoyo de Moïse, el texto de la reforma constitucional, estaba destinado a fortalecer el poder ejecutivo, pero había sido rechazado de manera abrumadora por la oposición y muchas organizaciones de la sociedad civil. Nuevamente Haití se sumerge en una crisis política y social de consecuencias devastadoras.

El asesinato de Moïse ocurre a las pocas semanas de que el ex presidente de Haití, Jean-Bertrand Aristide de 67 años, estuviera en Cuba recibiendo tratamiento este el 25 de junio, presuntamente, para ser atendido contra el COVID-19. El Primer Ministro interino, Claide Joseph, negoció la visa de un año para Aristide, por razones humanitarias, ya que el ex mandatario tenía prohibido viajar fuera de Haití después de su regreso del exilio en Sudáfrica.

EEUU se pronuncia ante el asesinato 

Desde la primera hora de la mañana, diversos políticos de han pronunciado por el asesinato de Moise, enviando mensajes de condolencias y mensajes de condena ante la situación. 

La Casa Blanca había anunciado que se le informaría al presidente estadounidense, Joe Biden, sobre el "trágico ataque" contra el presidente de Haití y su esposa, agregando que Estados Unidos "ayudará de cualquier forma". 

"Es un crimen horrible y lamentamos mucho la pérdida", afirmó Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, sobre el asesinato en una entrevista a CNN. 

El viernes 29 de mayo, la Oficina del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, emitió un comunicado sobre el mandato de Moise, afirmando que culminaba en febrero de 2022. 

"La Secretaría General de la OEA insta a todas las fuerzas políticas en Haití a encontrar un marco de cooperación para cumplir con la letra y el espíritu de su orden constitucional, respetando el mandato presidencial de cinco años. En este contexto, el mandato del presidente Jovenel Moïse finaliza el 7 de febrero de 2022". 

Elecciones presidenciales en septiembre 

Los líderes opositores habían exigido la dimisión de Moise, argumentando que su mandato culminada legalmente en febrero de 2021 y no en 2022, como defendía el presidente y sus partidarios. 

En medio de la insistencia y la inconformidad de la ciudadanía, Moise había convocado nuevas elecciones presidenciales, legislativas y un referendo para modificar la Constitución, que se celebrarían el próximo 26 de septiembre. 

Luego del homicidio de Moise, los haitianos se deben preparar para lo que sucederá, ya que se podría agravar la inestable situación del país. 

Arresto de exsenador opositor haitiano 

En medio de las críticas y cuestionamientos sobre la legitimidad para seguir en el poder, Moise había ordenado el arresto del exsenador opositor haitiano, Nenel Cassy, detenido en Miragoane, una ciudad en la costa oeste de Haití.

Cassy, quien fue representante al partido Fanmi Lavalas del expresidente Jean Bertrand Aristide, había viajado a Miragoane el jueves 21 de enero para buscar la liberación de activistas políticos que fueron arrestados durante una manifestación el contra del gobierno. 

Finalmente, fue liberado el viernes 22 de enero del presente año, horas después de ser arrestado por orden del presidente. 

Por otro lado, el 8 de febrero la oposición haitiana desafió a Moise al declarar el fin de su mandato y nombrar a un "presidente interino", un día después de que el Gobierno denunciara un futuro golpe de Estado. 

El mandatario interino sería el magistrado Joseph Mécène Jean Louis, decano de la Corte de Casación, máxima instancia judicial del país.