¿Qué representan los decesos por coronavirus frente a otras causas de muerte?
Alrededor de 56 millones de personas fallecen cada año en todo el planeta. La gran mayoría por enfermedades, algunos por su propia mano o la de otros. Este año se sumaron los decesos por COVID-19 que aún mantienen en vilo al mundo
Sepultureros en un cementerio de Brasil.
 

Reproduce este artículo

¿Cuál es el índice de mortalidad en el planeta durante un año “normal”? ¿Cuáles son las principales causas de muerte? ¿Cuántas personas han fallecido por la COVID-19? Es muy temprano para hacer un estudio riguroso sobre lo que está pasando en este convulsionado 2020 tras la aparición del SARS-CoV-2.

La pandemia está aún en pleno desarrollo, ni siquiera cuando termine el año estará disponible toda la información para hacer un análisis profundo. Pero, a partir de los datos ofrecidos a nivel internacional es posible hacer algunas estimaciones, de cómo se compara la mortalidad por COVID-19 con otras causas.

Desde el inicio de la pandemia que se originó a fines del año pasado en Wuhan, China, y que desde enero comenzó a propagarse por todo el mundo, han muerto más de 360 mil personas.  Una cifra inimaginable cuando comenzaron a llegar las primeras noticias del nuevo coronavirus que marcó un quiebre en la historia de la humanidad.

 
El coronavirus frente a las demás causas de muerte

En 2017, el año más reciente en el que se realizó un estudio pormenorizado de la mortalidad a nivel mundial, murieron 55,9 millones de personas, 440 mil más que en 2016, un incremento del 0,8%, que es el promedio de crecimiento anual de los decesos en la última década. Según indica el estudio The Global Burden of Disease (“La carga global de la enfermedad”), coordinado por el Instituto de Evaluación y Métricas de la Salud de la Universidad de Washington, en colaboración con miles de investigadores de diferentes países.

De acuerdo a un artículo pormenorizado publicado por Infobae, la principal causa de muerte en el mundo son, con mucha ventaja, las enfermedades cardiovasculares que ocasionan la muerte de 17,7 millones de personas. La segunda causa: el cáncer en sus múltiples formas, que mata a 9,5 millones por año.

El tercer y el cuarto factor se han vuelto decisivos este año por su vínculo con el coronavirus. Las enfermedades respiratorias crónicas matan anualmente a 3,9 millones de personas, y son una de las comorbilidades más peligrosas para los pacientes con COVID-19. En 2017 murieron 2,5 millones de personas por neumonía.


“Los individuos con mayor riesgo de muerte por neumonía en general son los mismos que tienen mayor riesgo de muerte por COVID-19. Sin embargo, no creo que hubieran muerto este año independientemente de la COVID. Este es definitivamente un nuevo organismo que se está propagando rápidamente con una carga sustancial de mortalidad en comparación con todos los demás virus respiratorios que circulan actualmente y que pueden transmitirse de persona a persona con facilidad”, explicó Timothy Wiemken, profesor de la División de Investigación de Enfermedades Infecciosas, Alergia e Inmunología de la Universidad de Saint Louis, consultado por Infobae.

La quinta causa de muerte es es la demencia, de la que mueren 2,5 millones de individuos al año. Muchas otras enfermedades están entre los 25 principales factores de mortalidad. La diabetes está novena, con 1.370 mil; la tuberculosis 13ª, con 1.180 mil; el HIV/SIDA 14º, con 954 mil 492; y el Parkinson está 19º, con 340 mil 639.

Otras causas son mucho más perturbadoras, porque revelan los aspectos más disfuncionales de las sociedades contemporáneas. Precisa Infobae que en el puesto 11 están los accidentes de tránsito, que matan anualmente a 1.240 mil; en el 15º están los suicidios, con 793 mil 823; en el 17º están la desnutrición y la malnutrición, con 501 mil 768; en el 18º están los homicidios, con 405 mil 346; en el 23º el alcoholismo, con 184 mil 934; y en el 24º la drogodependencia, con 166 mil 613.


La mortalidad por región

En América Latina, Estados Unidos, Europa Occidental, Asia Oriental y el África Subsahariana, lideran como causa de muerte las enfermedades cardiovasculares. En las primeras cuatro también hay coincidencia en la segunda, que es el cáncer.

Pero no en África, donde la precariedad de la economía y de las instituciones estatales y sanitarias sigue teniendo prevalencia afecciones que en el resto del mundo están bajo control. El segundo mayor determinante de muertes en el continente es el sida, que mata a 711 mil 943 personas al año, frente a 42 mil 482 en América Latina y 3 mil 447 en Europa Occidental. El tercero es la neumonía, que mucho antes de la llegada del coronavirus es responsable de 695 mil 145 decesos anualmente.

América Latina es el único subcontinente donde el homicidio se ubica entre los principales factores. Está séptimo, con 165 mil 241 asesinatos en 2017.

En Argentina, Brasil, Colombia y México lideran claramente las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Pero en los primeros dos aparece tercera la neumonía, con 31 mil 058 y 84 mil 073 muertes, respectivamente.

En México el tercer lugar lo ocupa la insuficiencia renal (65 mil 033 fallecimientos), y en Colombia, las enfermedades respiratorias (15 mil 303). Lo que tienen en común ambos con Brasil es la alta incidencia de los homicidios, cuarto factor en Colombia (15 mil 053), sexto en México (43 mil 160) y séptimo en Brasil (63 mil 825).

En tanto, el balance final del coronavirus se podrá ir evaluando de acuerdo a lo que suceda en los próximos meses. Si se mantiene la tendencia de las últimas semanas, en las que se fue acortando la brecha entre la mortalidad de este año y la del pasado, el porcentaje final no debería superar el 9% y podría incluso disminuir. Pero, si se producen nuevos brotes, es posible que el incremento de la mortalidad se acerque al 23% registrado en las peores semanas, puntualiza Infobae.