Perú: al menos 14 muertos por ataque atribuido a guerrilla comunista

Las Fuerzas Armadas de Perú informaron en un comunicado que la organización terrorista Sendero Luminoso ejecutó a 14 personas. Entre las víctimas hay menores, mujeres y hombres
Militares en la región del VRAEM, donde tiene presencia la guerrilla maoísta Sendero Luminoso - EL COMERCIO / ZUMA PRESS /
 

Reproduce este artículo

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú ((FF. AA.), informó que una columna de la organización terrorista Sendero Luminoso, ejecutó a 14 personas que se encontraban al interior de un bar en la localidad de San Miguel del Ene, capital del distrito de Vizcatán del Ene, en los límites entre las ciudades de Junín y Ayacucho, en la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Según fuentes oficiales, entre las víctimas hay mujeres, hombres y al menos dos niños, al parecer hijos de las trabajadoras del establecimiento.

A través de comunicado oficial se indicó: “Sendero Luminoso, dirigida por el delincuente Víctor Quispe Palomino, en un acto genocida, asesinó la noche del 23 de mayo a 14 personas aún no identificadas, entre las que se encontraban dos niños, quienes fueron hallados calcinados e irreconocibles”.  

Al lado de los cuerpos se hallaron panfletos que adjudican el crimen al citado grupo terrorista. “Una de las frases que proclaman en estos escritos es 'Limpiar al Vraem y al Perú de antros de mal vivir, de parásitos y corruptos'”, publicó El Comercio.

En el texto también demandan el voto nulo en las elecciones presidenciales del próximo 6 de junio y advierten: "¡Quien vote por Keiko Fujimori es traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú! ¡Pueblo peruano: nuca más fujimoriato. Nunca más Fujimori. Nunca más Keiko Fujimori!".

La Policía Nacional reportó inicialmente que el número de víctimas se elevaba a 18. El Ministerio Público también indicó el mismo número de fallecidos.

Según las FF.AA. el ataque fue informado por autoridades locales a la comisaría del poblado de Natividad, en el distrito de Pichari, situado cerca del lugar donde ocurrieron los crímenes.

Cesar Cervantes, comandante general de la Policía Nacional del Perú, durante entrevista con RPP, señaló: “La dirección contra el terrorismo (Dircote) realizará las investigaciones. También tenemos conocimiento de que una vez que les ocasionaron la muerte con proyectiles de arma de fuego, fueron incinerados, según la versión de las autoridades. Esto está por descartarse o comprobarse, una vez que tengamos presencia policial en la escena y también comunicación con el Ministerio Público se ordenará el levantamiento de los cadáveres para las pericias correspondientes”.

Leonidas Casas, juez de paz del distrito de San Miguel del Ene y una de las primeras personas que llegó al lugar de los crímenes, dijo en diálogo con El Comercio, que viajó a Pichari “para solicitar ayuda porque todavía no hay presencia policial ni militar en la zona donde se reportó la matanza”.

No obstante, las Fuerzas Armadas han indicado que se encuentran desplegadas en la zona “conduciendo operaciones de reconocimiento y combate”.

La zona de Vizcatán del Ene, localizada en una cadena montañosa con fuerte  nubosidad, que dificulta las operaciones de búsqueda policial, se ha convertido desde hace años en base de operaciones del grupo narcoterrorista de los Quispe Palomino, según explicó Rubén Vargas, exministro del Interior.

“El problema del narcotráfico es sumamente sensible. Diría que Vizcatán del Ene, junto con otros ocho o nueve distritos, concentran el 90% del problema de la coca y el problema del narcotráfico”, dijo Vargas, de acuerdo a una nota de La República.

El presunto ataque de Sendero Luminoso, ocurrió cuando se realizaba en el país, el debate presidencial del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), entre los equipos técnicos de los candidatos Pedro Castillo, del partido Perú Libre, y Keiko Fujimori, de Fuerza Popular.