EE.UU. confirmó que barco incautado por España con más de 4 toneladas de cocaína salió de Venezuela
James Story, encargado de negocios norteamericano en Venezuela, aseguró que en el tráfico de drogas proveniente de América Latina “hay personas del régimen de Maduro involucradas”
Policía sobre cubierta de barco con cocaína
 

Reproduce este artículo

Estados Unidos confirmó este jueves que la embarcación incautada por España esta semana, en las costas de Vigo y que transportaba más de cuatro toneladas de droga, había salido desde Venezuela.

“Hablé con el embajador de España hoy a la tarde, y es verdad que incautaron un barco que salió de Venezuela cuatro toneladas de droga en las costas de Europa”, confirmó este jueves James Story, encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela.

Efectivos de la Policía Nacional y del Servicio de Vigilancia Aduanera (España) anunció el martes haber desmantelado una red que prestaba servicios a narcotraficantes internacionales para transportar droga, en una operación que terminó con 28 personas detenidas y 4,2 toneladas de cocaína confiscada.

“Formada por experimentados lancheros y conocidos traficantes” de Galicia, la banda estaba al servicio de “las más importantes estructuras de narcotráfico tanto a nivel nacional como internacional” para “recoger cocaína en altamar”, indicó el comunicado de la policía.

La organización criminal del noroeste de España, tenía “gran número de lanchas y motores (...) que guardaban en almacenes de seguridad distribuidos entre el norte de Portugal” y la provincia gallega de Pontevedra.

Detectaron que la red recibiría un cargamento y aguardaron para ubicar el “barco madre” con la droga. La operación contó con el apoyo de la británica National Crimen Agency, la policía colombiana y la agencia antidrogas estadounidense DEA.


Por su parte, el funcionario norteamericano aclaró que el operativo antidrogas de su gobierno no sólo está operando en el Caribe, sino también en el Pacífico, “para bloquear la salida de drogas hacia Estados Unidos”.

Story detalló que “sólo en las primeras tres, cuatro semanas, de esta operación, hemos incautado un valor de 165 millones de dólares en drogas”.

El diplomático dijo que “también es un valor de vidas no perdidas en los Estados Unidos”.

“Cuando la droga camina para las américas, para llegar a los Estados Unidos, socava instituciones en todos los países. Hay tanto dinero… Vamos a presionar no sólo en lo económico, sino también en todos los trabajos que estamos haciendo”, advirtió Story.

El funcionario norteamericano aseguró que en las operaciones de transporte de drogas que salen de la región “hay personas del régimen de Maduro involucradas”.

Carlos Vecchio, embajador de Juan Guaidó en Estados Unidos, había compartido la noticia en Twitter: “Lo hemos denunciado: el régimen de Maduro maneja y facilita operaciones de una red internacional de narcotráfico”.

Hace una semana, Estados Unidos anunció que incautó tres toneladas de cocaína de dos aviones que viajaban de Venezuela hacia Guatemala. El decomiso fue parte del operativo antidrogas más grande de EE.UU. en Occidente, lanzado el pasado 1 de abril por el presidente Donald Trump.

James Story informó entonces que “en los últimos días han sido incautados dos aviones que salieron de Venezuela hacia Guatemala con drogas y tuvimos incautaciones de tres mil kilos de cocaína. No estoy diciendo que toda la droga sale de Venezuela, pero sí un porcentaje importante”, apuntó.


Ahora, la embarcación capturada en España, de bandera togolesa y que llevaba veinte días de travesía, fue interceptada a 320 kilómetros de la costa gallega con más de 4 mil kilogramos de cocaína a bordo. En un primer momento, una quincena de tripulantes, en su mayoría de Bangladesh y Nepal, fueron detenidos. Mientras, en tierra firme la policía realizó una veintena de registros en Galicia y detuvo a trece miembros de la red.

La costa de Galicia es desde hace décadas un punto de entrada habitual de cocaína en España, desde donde se distribuye hacia Europa. En esa región atrapó en noviembre del 2019 un “narcosubmarino” con 100 millones de euros en cocaína.

A finales de marzo, el Departamento de Justicia norteamericano acusó de narcotraficantes a 14 personajes de la dictadura venezolana, incluyendo a Nicolás Maduro, a quien puso 15 millones de dólares de recompensa por informaciones certeras que favorecieran su captura definitiva.

Una semana después se anunció desde Washington que iniciaría “operación antidrogas más grande de Occidente”, a cargo del Comando Sur, y la Armada norteamericana comenzó el despliegue de buques y aviones en el Caribe y el Pacífico. Para esta misión se redobló la fuerza naval y aérea que estaba apostada previamente en la región.

El jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el almirante Craig Faller, ha dicho que el tráfico de drogas desde Venezuela “ha aumentado significativamente en los últimos años” y que el régimen de Maduro se ha beneficiado de esta actividad ilegal.

Faller, en una conferencia telefónica con la prensa el militar también afirmó que Cuba asegura “la supervivencia” del régimen venezolano y que conoce de las actividades de narcotráfico vinculadas a Maduro y la cúpula chavista.