México se une a críticas de Alemania y Francia por censurar a Trump
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó la suspensión de las cuentas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y dijo que se está acercando a otros gobiernos para formar un frente común sobre el tema. 
México también criticó la censura a Trump
 

Reproduce este artículo

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó este jueves el bloqueo de la cuenta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por parte de las grandes empresas tecnológicas de redes sociales y se comprometió a liderar un esfuerzo internacional para combatir lo que considera una censura.

La administración López Obrador estaría entonces compartiendo la posición de la canciller alemana, Angela Merkel, y el diplomático francés, Bruno Le Maire, quienes reprendieron Twitter y Facebook por tomar este tipo de decisiones, por lo que el mandatario se está acercando a otros gobiernos para formar un frente común sobre el tema.

“Les puedo decir que en la primera reunión del G20 que tengamos voy a hacer una propuesta sobre este tema”, dijo López Obrador. “Sí, las redes sociales no deben usarse para incitar a la violencia y todo eso, pero esto no puede usarse como pretexto para suspender la libertad de expresión”.

"¿Cómo puede una empresa actuar como si fuera todopoderosa, omnipotente, como una especie de Inquisición española sobre lo que se expresa?" preguntó.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que México está comenzando a construir una campaña internacional en torno al tema.

“Dado que México, a través de nuestro presidente, se ha pronunciado, inmediatamente nos pusimos en contacto con otros que piensan lo mismo”, dijo Ebrard, y señaló que habían escuchado de funcionarios en Francia, Alemania, la Unión Europea, África, América Latina y el Sudeste Asiático. .

“Las órdenes del presidente son tomar contacto con todos ellos, compartir esta preocupación y trabajar en una propuesta conjunta”, dijo Ebrard. "Veremos qué se propone”.

Merkel, quien criticó públicamente las acciones contra Trump, dijo el lunes que considera “problemático” que los gerentes corporativos pudieran negar algunos derechos, como la libertad de expresión y el acceso a alguien bajo reglas no definidas por la ley, anunció el  portavoz principal Steffen Seibert, en una conferencia de prensa periódica en Berlín.

La postura de la líder alemana fue compartida por el diplomático francés, Bruno Le Maire, quien calificó a las compañías tecnológicas de ser “una de las amenazas” para la democracia, sostuvo que es el Estado y no “la oligarquía digital” el responsable de las regulaciones.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, pidió más tarde nuevas regulaciones que regirán el uso de Facebook, Twitter e Instagram en la Unión Europea. Sin mencionar el caso de Trump, dijo que “los propietarios de los gigantes corporativos no deberían decidir qué puntos de vista son correctos y cuáles no”.

López Obrador no ha dicho si está pensando en tratar de regular las plataformas de redes sociales o quizás simplemente cambiar a un nuevo medio. El martes, publicó una invitación en Facebook, la plataforma que usa con más frecuencia, para que sus seguidores se cambien a Telegram

El portavoz del presidente, Jesús Ramírez, dijo que la cuenta de Telegram ha estado abierta por un tiempo, lo que sugiere que el cambio no estaba relacionado con Twitter, Facebook y otras plataformas de medios que actuaban contra Trump después de que una turba de sus partidarios irrumpiera en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, acusándolo de incitar a la violencia, reportó la AP.

López Obrador sostiene que las empresas privadas no deberían tener derecho a decidir quién puede hablar. Ramírez Cuevas dijo que el mandatario administra sus propias cuentas de redes sociales, y no está siendo irónico cuando usa una frase favorita, “las benditas redes sociales”. 

Pero el tema también muestra su cercanía con Trump y su amor intermitente por las redes sociales.

“Cuando habla de las benditas redes sociales, se refiere a los ciudadanos que las utilizan libremente para expresar libremente sus opiniones y obtener información”, dijo Ramírez Cuevas. “El uso masivo de las redes sociales ha permitido que su mensaje llegue, cuando antes estaba bloqueado por los medios de comunicación tradicionales”.

Al igual que Trump, López Obrador cree que los medios de comunicación tradicionales están predispuestos en su contra y, al igual que Trump, el presidente mexicano ha utilizado el término “fake news” o variantes en español del mismo.

Los dos hombres tenían una relación tan cercana que Trump, en una de sus únicas apariciones públicas desde el 6 de enero, colmó de elogios a López Obrador, llamándolo “un gran caballero, un amigo mío”, reportó la AP

“Quiero agradecerle por su amistad y su relación de trabajo profesional”, dijo Trump. “Es un hombre que realmente sabe lo que está pasando, ama a su país y también ama a Estados Unidos”.

La relación no se basó en la afinidad ideológica, sino en la ayuda que México brindó, bajo la presión de Estados Unidos, para evitar que los migrantes centroamericanos llegaran a la frontera estadounidense. Trump se jactó de que “en realidad tuvimos 27.000 soldados mexicanos custodiando nuestras fronteras durante los últimos dos años”.

López Obrador rara vez tuitea, pero tiene una presencia hogareña y familiar habitual en Facebook, donde a menudo pública videos de él mismo jugando béisbol, dando "charlas junto a la chimenea" a la nación o mostrando paisajes, comidas tradicionales mexicanas o paisajes de los que está orgulloso. .

Durante sus conferencias de prensa matutinas, a diferencia de cualquier presidente mexicano antes que él, las realiza casi todos los días de la semana, López Obrador toma muchas, si no la mayoría, de sus preguntas en sitios de noticias en línea o en redes sociales.