Congresistas cubanoamericanos se pronuncian sobre protestas en el Capitolio
Pese a las barricadas, decenas de manifestantes lograron subir hasta las escaleras afuera del Capitolio
 

Reproduce este artículo

Unos seis políticos cubanoamericanos, entre congresistas y senadores, condenaron la irrupción violenta de manifestantes pro-Trump este miércoles en el Capitolio de Estados Unidos.

Pese a las barricadas, decenas de manifestantes lograron subir hasta las escaleras afuera del Capitolio.

Un grupo logró ingresar al edificio que se encontraba bajo cierre preventivo, mientras las fuerzas del orden intentaban hacerlos retroceder y en paralelo, la alcaldesa de D.C. Muriel Bowser dictó un toque de queda a partir de las 6:00 p.m.

Dos edificios en el centro de Washington, D.C., el Cannon House Office Building y al menos una de las instalaciones de la Biblioteca del Congreso, fueron evacuados, cuando miles simpatizantes del mandatario se concentraban en el sector, informaron miembros del personal a la estación NBC Washington.

Las movilizaciones se llevaban a cabo desde la mañana alrededor de la Casa Blanca y el National Mall. El presidente Trump se dirigió a la multitud durante un evento en el parque The Ellipse sobre el mediodía. En su discurso, repitió sus afirmaciones de un supuesto fraude electoral y arremetió contra los legisladores republicanos que no le han expresado apoyo.

Tras estos hechos, la clase política, tanto demócratas como republicanos, salieron a defender el orden constitucional y la paz en EE.UU.

El senador por la Florida, Marco Rubio, solicitó entonces a Trump que contribuyera a "restablecer el orden enviando recursos para ayudar a la policía y pedirles a los que hacen esto que se retiren".

Horas después la irrupción fue controlada por agentes del orden. El mandatario pidió a los manifestantes que se retiraran, pero siguió alegando "robo" de las elecciones.

Por su parte, Bob Menéndez, senador demócrata, aseguró en sus redes sociales que tanto él como su personal estaban a salvo, pero que "la escena en el Capitolio va en contra de todos los valores que nos comprometemos a defender como nación. La democracia prevalecerá".

Ted Cruz, senador por Texas, llamó a detenerse a quienes 'asaltaban' el Capitolio.

"La Constitución protege la protesta pacífica, pero la violencia, de izquierda o derecha, SIEMPRE está mal. Y los que participan en la violencia están dañando la causa que dicen apoyar.  La violencia siempre es inaceptable. Incluso cuando las pasiones son altas. Cualquier persona involucrada en actos de violencia, especialmente contra las fuerzas del orden público, debe ser procesada en su totalidad. Dios bendiga a la Policía del Capitolio ya los honorables hombres y mujeres de las fuerzas del orden público que demuestran un gran valor para mantenernos a todos a salvo", escribió en Twitter.

 

 

Por su parte, el congresista republicano, Alex Mooney calificó de terrible lo ocurrido en la institución. "Condeno la anarquía de hoy por parte de los manifestantes que irrumpieron en el Capitolio, pelearon con la policía y dañaron propiedades. Estas personas deben ser procesadas con toda la extensión de la ley", comentó.

El congresista demócrata,  Albio Sires, criticó fuertemente a Trump.

"El mundo estaba observando cómo un presidente estadounidense en funciones intentaba derribar la democracia incitando al caos y la violencia, porque no puede aceptar que perdió una elección. El mundo estaba observando el símbolo de la democracia, el Capitolio de nuestro país, mientras los insurrectos asaltaban el edificio. Tenemos la suerte de que después de cuatro años el presidente Trump no haya logrado derribar nuestras instituciones de democracia, pero se ha acercado precipitadamente. Debe haber consecuencias legales".

Asimismo, la congresista, Nicole Malliotiakis agradeció en redes a la policía del Capitolio y todas las fuerzas del orden "por todo lo que están haciendo para restaurar el orden en el Capitolio y mantenernos a salvo. Condeno en los términos más enérgicos a quienes participan en la violencia y la anarquía. ¡Deben ser arrestados y procesados!".

También el congresista de la Florida, Mario Díaz-Balart, pidió la tarde de este miércoles que caiga el peso de la ley sobre los manifestantes pro-Trump que ingresaron violentamente al Capitolio de EE.UU.

A través de un tuit, el republicano expresó que el edificio del Capitolio "es el centro y símbolo sagrado de la democracia. Las acciones violentas de hoy socavan los principios y valores sobre los que se fundó nuestra nación".

Dijo que las personas que irrumpieron en el Capitolio o atacaron a las fuerzas del orden público "deben enfrentar todas las consecuencias de la ley".