Prosiguen manifestaciones no violentas en Miami por la muerte de George Floyd

Este lunes, blancos, afroestadounidenses e hispanos marcharon unidos, mientras las patrullas de carretera de la Florida mantenían un operativo de prevención en las autopistas del condado.
Marcha en Miami
 

Reproduce este artículo

Este lunes, las manifestaciones por el asesinato de George Floyd continuaron en Miami, aunque no se reportaron incidentes violentos, disturbios ni detenciones, según el Departamento de Policía de Miami-Dade.

De acuerdo con la cadena Telemundo 51, blancos, afroestadounidenses e hispanos marcharon unidos, mientras las patrullas de carretera de la Florida mantenían un operativo de prevención en las autopistas del condado.

En la jornada del lunes, la protesta comenzó en Biscayne Boulevard y la calle 3 del noreste; siguió hasta el American Airlines Arena, pasó cerca del Departamento de Policía de Miami y se detuvo en la cárcel del condado. Finalmente, la manifestación concluyó en la Torre de la Libertad.

De acuerdo con la Policía de Miami-Dade no hubo arrestos, ningún oficial fue agredido, ni fueron dañados los carros patrulleros.

Según la agencia EFE, los dos centenares de personas que marcharon este lunes por el centro de Miami pidieron que se imputen cargos a todos los agentes que participaron en la detención de George Floyd, el afroestadounidense que murió por abusos policiales el 25 de mayo en Mineápolis.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, que visitó este lunes una zona del centro de la ciudad donde varios negocios fueron saqueados el sábado pasado, anunció por Twitter que, tras consultar con la Policía, decidió levantar el toque de queda que rigió este domingo de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana.

Sin embargo, en todo el condado de Miami-Dade, al que pertenece Miami, está en vigor un toque de queda desde las 9:00 de la noche, así que no está permitido estar en la calle después de esa hora salvo excepciones.

Suárez aseguró que durante el fin de semana "se produjeron dos manifestaciones": una cuyos participantes "de verdad estaban enfadados por la injusticia que le ocurrió a George Floyd y que los otros policías no hubieran sido arrestados todavía" y otra de gente que "vino equipada para crear daño".

En Fort Lauderdale, a unos 40 kilómetros de Miami, Rick Maglione, jefe de la Policía de esa ciudad, anunció este lunes que el agente Steven Poherence fue suspendido después de que un video mostrara que empujó con fuerza y hacia el pavimento a una manifestante que estaba arrodillada en la calle este domingo.

"Si bien no resultó en una lesión, obviamente debe investigarse", dijo Maglione a la prensa y agregó que "si es necesario tomar medidas disciplinarias, se hará, de manera rápida y correctiva".

Apuntó además que la manifestación del domingo en Fort Laiderdale había sido pacífica, pero que había personas en la multitud con ladrillos, botellas y petardos que obligaron a la Policía a actuar para dispersarlos.

Además de Miami y Fort Lauderdale ha habido protestas en otras ciudades de Florida contra la brutalidad policial de tinte racista contra los afrostadounidenses. Gainesville, Orlando y Tampa son algunas de las ciudades de este estado que se han sumado al movimiento surgido tras la muerte de Floyd.

El lema es "No puedo respirar" porque esas son las palabras que Floyd dijo cuando un policía, detenido e imputado el viernes, plantó la rodilla sobre su cuello para reducirlo por más de ocho minutos.