El bache: patrimonio material y cultural cubano
Los baches son parte de la escena diaria en las calles y carreteras de Cuba, afectando a transeúntes y a choferes
Los baches son parte del día a día de los cubanos
 

Reproduce este artículo

Los baches en Cuba se han convertido en parte de nuestro día a día, porque una calle en la isla no se concibe sin uno de estos huecos que alteran la vida de los choferes de ómnibus, transeúntes y un largo etcétera.

Según Raúl Díaz Guadarrama, director del Centro Nacional de Vialidad, en el Plan de 2019 y hasta 2030 se mantienen como inversiones priorizadas las asociadas al desarrollo del cayerío norte del país y de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, así como obras de interés turístico¨.

Es aquí donde los cubanos de a pie, que nada tienen que ver con el turismo se preguntan ¿y nuestras calles qué?

Por estas razones un equipo de ADN Cuba salió a las calles de la provincia de Cienfuegos para entrevistar a los cubanos que día a día sufren las consecuencias de los baches, tanto a pie como en el transporte público.

Yasel Álvarez es un joven chofer de ómnibus que maneja una de las guaguas con ruta desde el Reparto Obourke hasta Punta Gorda.

“Imagínate que yo paso por los mismos baches hasta 40 veces en el día. Me he tenido que convertir en un experto esquivándolos para así poder brindar un mejor servicio a la población”, opina.

“Cienfuegos es una ciudad muy linda y quizá no tenga tantos problemas en los viales como otras provincias, pero lo cierto es que sí los tenemos. Hay baches de grandes dimensiones que nos desbaratan los vehículos día a día y las autoridades no hacen nada con eso”, continúa Yasel.

 

 

Muchos ciudadanos de esta centrosureña provincia se quejan de que todo va a parar a La Habana por ser la capital.

“Yo recuerdo cómo para el año 2019 en el Noticiero ponían reportajes de todas las acciones que se estaban acometiendo en La Habana por el 500 aniversario y entre ellas estaba la restauración de calles y yo no sé hace cuántos años que esta provincia no ve un arreglo de calles como debe ser”, cuenta Leonel, un jubilado de 72 años, quien además fue trabajador del Poder Popular en la provincia.

Nos trasladamos al municipio de Cruces para constatar los problemas en los viales en el interior de Cienfuegos.

“Mira, aquí como puedes ver la vía está mucho más alta que la acera porque no reparan nada y eso que esta es la carretera central”, dice Alain, joven residente en el municipio antes mencionado.

“Aquí cuando aparece un bache en la carretera central viene un equipo de la Empresa de Comunales o quien sea que tenga que ver con esto y lo único que hacen es tapar el hueco y mal tapado y se van”, añade.

“Hace algunos años que supuestamente iban a reparar la carretera central y lo que hicieron fue una chapucería porque solo echaron chapapote sin gravilla encima de la calle y cuando llegan las 12 de mediodía tú ves cómo se va derritiendo”, dice Alain.

 

 

Desde el año 2002 hasta el 2015, este municipio se mantuvo en vela debido a que se estaban acometiendo labores para implantar allí el sistema de acueducto que beneficiaría a más de 16 000 habitantes.

La obra muy buena, aunque el acueducto muchísimas veces no satisface la demanda de la población debido a roturas constantes, pero de lo que no se salvó Cruces fue de que sus calles quedaran derrumbadas prácticamente.

“Aún hay baches kilométricos del año 2005 debido a las grandes roturas que hicieron en todas las calles del municipio y lo hemos planteado en miles de asambleas de rendición de cuentas, pero lo único que nos dicen es que o no hay presupuesto, o no hay gravilla o chapapote o sino que el bloqueo de Estados Unidos”, cuenta Alain.

Pudimos constatar que algunos de estos baches se convierten en época de lluvia en grandes piscinas o simplemente en criadero para albergar mosquitos, larvas y hasta criar clarias.

Muchas son las personalidades que hasta el día de hoy siguen pidiendo al Gobierno cubano que se desentienda un poco del turismo y que piense más en el pueblo.

Uno de ellos es el actor Luis Alberto García, quien publicó en 2018 un post en sus redes sociales diciendo: Opino humildemente que bien podrían dejar de edificarse unos cuantos hoteles y campos de golf y otras chucherías por el estilo y darnos calles y caminos más decentes ahora, no en el 2030. Nos los merecemos.