Organizaciones del exilio convocan a caravana por la libertad el 10 de octubre
Organizaciones del exilio cubano convocaron a una caravana anticomunista “por la libertad y la democracia” para el 10 de octubre, con el objetivo de enviar un fuerte mensaje de rechazo a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua
Caravana promovida por Otaola en favor de la libertad de Cuba y la policía estadounidense
 

Organizaciones del exilio cubano convocaron a una caravana anticomunista “por la libertad y la democracia” para el próximo 10 de octubre, con el objetivo principal de enviar un mensaje de rechazo a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Según destacó el activista Orlando Gutiérrez-Boronat, secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, la actividad es promovida por “diferentes organizaciones y ninguna en específico”, y no será una manifestación partidista. 

“Queremos rechazar el comunismo como una ideología que ha causado miles de muertes en todo el mundo”, afirmó en entrevista con Diario de las Américas, donde además precisó que otra de las motivaciones de la caravana es exigir la liberación de los presos políticos que mantienen los referidos regímenes.

La caravana tendrá como punto de salida el Magic City Casino, situado en el sector de La Pequeña Habana. De acuerdo con el itinerario previsto en la convocatoria, se saldrá de allí a las 09:30 horas para tomar la avenida 37 rumbo sur, y luego ir hacia el este por la Calle 8 hasta arribar a la avenida 12. Una vez allí, sobre la propia avenida, hacia el norte, los vehículos participantes llegarán hasta la calle Flagler y luego retornarán al punto de partida.

En la referida entrevista, Gutiérrez-Boronat agradeció el apoyo que el alcalde de Miami, Francis Suárez, ha dado a la iniciativa. Asimismo, instó a las fuerzas vivas de la ciudad y del condado Miami-Dade a vincularse a la caravana.

Es nuestro deseo recalcar en el evento que hay una izquierda extrema fuerte, por lo que queremos alertar a los Estados Unidos por esta situación, advirtió el opositor cubano, al tiempo que subrayó que los organizadores y participantes confirmados de la caravana quieren insistir en “la necesidad de mantener la presión sobre las dictaduras del continente”. “Quitarles presión solo beneficia a esos regímenes”, puntualizó.

El pasado 29 de febrero, tras la convocatoria del popular y polémico presentador cubano Alexander Otaola, centenares de cubanos migrantes y exiliados participaron en una caravana en Miami contra el régimen totalitario de Cuba.

Bajo el lema “Por una Cuba libre”, el evento contrastó con uno similar que le antecedió y fue convocado por el grupo procastrista Alianza Martiana, para pronunciarse a favor de eliminar todas las restricciones a los viajes y remesas a Cuba desde Estados Unidos.

Bajo el lema “nada ni nadie contra la familia cubana”, la agrupación protestó contra las medidas de la administración del presidente Donald Trump contra el régimen de La Habana, en franca muestra de la división de la comunidad cubana en el sur de la Florida respecto a la política que Estados Unidos debe seguir con Cuba.

Con un propósito similar al de la caravana convocada ahora para el 10 de octubre, en abril pasado estaba programado el “Primer Concierto Anticomunista de los Estados Unidos”, evento que no pudo realizarse por la propagación del coronavirus.