Miami Beach retoma el toque de queda a partir de este jueves
"Tenemos que frenar esto (las aglomeraciones), especialmente porque las personas no cumplen con las reglas de distanciamiento físico y el requisito de la mascarilla", aseguró el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber.
Miami Beach retoma el toque de queda a partir de este jueves

A partir de este jueves, Miami Beach retoma el toque de queda debido al alza de los contagios por COVID-19, informó la Alcaldía de la ciudad. La medida estará vigente desde las 12:30 a.m. de este 2 de julio y se extenderá hasta las 5:00 a.m. de todos los días siguientes, hasta nuevo aviso.

“Esta noche a las 12:30, tendremos un toque de queda en la ciudad de Miami Beach”, anunció el alcalde Dan Gelber.

“Por lo general, nuestra comunidad es un lugar donde las personas vienen a socializar y a reunirse (…). Así que realmente tenemos que frenar esto, especialmente porque las personas no cumplen con las reglas de distanciamiento físico y el requisito de la mascarilla”, agregó, de acuerdo con el reporte del canal local 7 News Miami.

Según el anuncio de la Alcaldía municipal, solo serán eximidos del cumplimiento de la medida los bomberos, los policías y el personal de salud, así como los trabajadores encargados de servicios públicos de emergencia y los que se encargan de la entrega de alimentos.

Por su parte, todas las tiendas minoristas, incluidas las licorerías, las tiendas de abarrotes y las gasolineras tendrán prohibida la venta de bebidas alcohólicas después de las 8:00 p.m. de cada día.

Los restaurantes también fueron afectados por las nuevas medidas de la Alcaldía de Miami Beach. A partir de este miércoles tendrán que cerrar sus puertas entre las 12:01 a.m. y las 6:00 a.m. En ese tiempo solo podrán ocuparse de los servicios de entrega.

El alcalde de Miami Beach espera que el nuevo toque de queda impida las grandes multitudes y mantenga a los residentes seguros.

Por su parte, este miércoles la Florida sumó 6563 nuevos casos de coronavirus a su lista total de 158 997 contagios de COVID-19 durante los últimos cuatro meses. Aunque la cifra de nuevos diagnósticos diarios se mantiene en alza desde el comienzo de la reapertura económica, los números se quedan por debajo del récord alcanzado el pasado sábado (9585).

A la par aumenta la preocupación por un posible desborde de la capacidad hospitalaria en Miami-Dade, el condado más afectado en el estado, reportó la agencia de noticias EFE.

En los cuatro meses transcurridos desde que la pandemia llegó a Florida, que se cumplen este 1 de julio, se han reportado casi 160 000 contagiados y 3550 muertos, de acuerdo con el Departamento de Salud del estado.

Hasta ahora, el condado de Miami-Dade, que suma 37 961 casos y 1000 decesos por la COVID-19, se mantiene como el epicentro de la pandemia en el estado.