Miami Beach ordena el uso obligatorio de la mascarilla en espacios públicos
Los infractores de la medida serán multados por el valor de 50.00 dólares.
Coronavirus en Miami-Dade
 

Dada el alza de casos de coronavirus la ciudad de Miami Beach comenzó a exigir desde este martes el uso obligatorio de mascarillas en espacio públicos interiores y exteriores donde no se puedan mantener las reglas de distanciamiento físico.

En una reciente conferencia de prensa el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, aseguró: “Nuestra regla es simple: se debe usar una máscara en nuestra ciudad. En la calle, esperando afuera de un restaurante, en el lobby de su condominio o en el parque, úsenlas. No es una declaración política; así estará colaborando para mantener saludables a sus seres queridos y vecinos”.

Por su parte, a cualquiera que incumpla la medida se le aplicará una multa de 50.00 dólares.

Están exentos de la medida los niños menores de dos años, las personas que tengan enfermedades respiratorias preexistentes y las que no puedan usar una cobertura facial debido a una discapacidad.

Además, cualquiera que esté consumiendo un alimento o una bebida no necesitará usar una mascarilla. Su uso tampoco será obligatorio para aquellos que trabajen en una profesión donde la cobertura facial obstaculice su labor ni para las personas que realizan actividades físicas extenuantes.

“No tenemos muchas más herramientas en este momento. Estamos haciendo todo lo posible para detener esta propagación y revertir lo que es un aumento enorme en nuestra comunidad y en nuestro estado”, aseguró Gelber.

Además, reveló que la ciudad ha estado lidiando con un problema de cumplimiento de la medida por parte del público y las empresas. “Hemos cerrado alrededor de media docena de negocios durante al menos un día o dos”, dijo el alcalde.

En Miami Beach los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas tampoco tendrán que limitar su venta para consumo local entre las 12:00 a.m. y las 6:00 a.m.

Después de semanas de que su uso agitara el ambiente político, la mascarilla ha emergido finalmente como la principal herramienta para frenar la pandemia en Estados Unidos.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, defendió este miércoles el uso de las máscaras como una “herramienta poderosa”.

“Probablemente la herramienta más poderosa que tenemos es una simple máscara facial”, afirmó, al vaticinar que si todos los estadounidenses asumen su uso como parte de su responsabilidad habrá un impacto “muy significativo” en las próximas semanas.

Este miércoles Florida contabilizó 9785 contagios y 139 muertes, lo que llevó a imponer el uso de mascarillas, con multas incluidas, en los tres condados sureños que son el epicentro de la enfermedad.