¿Por qué firmé el Proyecto Varela?

Este miércoles, cuando se cumplen 8 años de su muerte en circunstancias que apuntan a un asesinato llevado a cabo por el régimen cubano, ADN Cuba conversó con uno de sus firmantes
 

Reproduce este artículo

Mario Raúl Dennis Arcero, de 54 años, vive en Baire, municipio Contramaestre en Santiago de Cuba. En el año 2000 firmó el Proyecto Varela y hoy lo volvería a hacer.

 

 

Dicha iniciativa ciudadana, ideada y dirigida por el opositor cubano Oswaldo Payá en 1998, abogaba por reformas políticas en Cuba a favor de mayores libertades individuales. El nombre del proyecto se eligió en honor a Félix Varela, líder religioso cubano de principios del siglo XIX.

Este miércoles, cuando se cumplen 8 años de su muerte en circunstancias que apuntan a un asesinato llevado a cabo por el régimen cubano, ADN Cuba conversó con uno de sus firmantes.

"El Proyecto Varela pedía lo que no teníamos los cubanos: libertad de expresión, una democracia pura que aquí es fingida. Vi en aquel tiempo y lo mantengo hoy en día, que era una lucha contra la tiranía de Castro", explicó a la revista, Dennis Arcero.

También cuenta la represión que sufrió luego de firmar dicho proyecto: fue despedido de su trabajo en un taller de refrigeración y sometido a presiones psicológicas tanto él como su familia.

"Este proyecto creado por Oswaldo Payá nos dio a conocer nuestros derechos como cubanos; nos dio un punto de vista de lucha dentro del país. Prevalece porque nos libró de esa venda que nos había puesto la dictadura, de miseria, de ese medio a manifestarse", agrega Mario Raúl.

El opositor recuerda cómo en el proceso de buscar apoyos llegaban a los campesinos descalzos del plan viandero de Baire, que no tenían para comer ni vestirse. 

"Recogimos en Baire más de 35 mil firmas. Lo volvería a hacer y con más gusto porque hoy tenemos una juventud que nos sigue y tenemos que apoyarnos en ella. Los jóvenes son el eslabón principal para derrocar al régimen. El pueblo de Cuba tiene que romper ese esquema de 1959, tenemos que formar una sociedad nosotros y pensar diferente. Para que un país marche no puede haber un sistema que sea totalitario", concluyó.

El Proyecto Varela se difunde como basado en el artículo 88 (g) de la Constitución cubana de 1992, que permite a los ciudadanos proponer leyes si 10,000 electores registrados presentan sus firmas a favor de la propuesta.

La organización reportó haber recogido 11,200 firmas, más del número requerido para ser considerado por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El Proyecto Varela fue alabado por observadores desde fuera como el expresidente estadounidense Jimmy Carter, en un discurso en mayo de 2002 en La Habana.11​También recibió elogios por parte del Parlamento Europeo, que otorgó a Payá el Premio Sájarov por la Libertad de Pensamiento.