Madre del niño autista Alejandro Ripley se declara inocente de los cargos de asesinato

Un juez fijó una nueva audiencia para el 18 de agosto próximo, en el caso de Patricia Ripley, la madre acusada de ahogar a su hijo autista en Miami. La fiscalía profundizará en el cargo de homicidio en primer grado, entre otros
Fotomontaje de imágenes de Alejandro Ripley y su madre acusada del asesinato
 

Reproduce este artículo

Este viernes la fiscalía de Miami-Dade informó a un juez que presentará una acusación formal por asesinato en primer grado contra Patricia Ripley, la madre acusada de matar a su hijo autista ahogándolo en un canal del suroeste del condado, el pasado 21 de mayo.

En una audiencia virtual, la abogada de Ripley comunicó al juez que la acusada se declaraba inocente del cargo de asesinato en primer grado y también del cargo de asesinato premeditado, informó Univision.

Además, la abogada de la defensa pidió que la fiscalía le suministre la información que tiene del caso. El juez fijó la próxima audiencia para el 18 de agosto.

Este asesinato conmocionó a la comunidad hispana de la Florida, que ha seguido el caso desde que la propia madre aseguró que su hijo, Alejandro Ripley, un niño autista de 9 años, había sido raptado cerca a un Home Depot en Kendall.

Luego su versión cambió drásticamente cuando la interrogó la policía, a propósito del hallazgo del cadáver flotando en un lago, muy cerca del sitio del supuesto secuestro.

La cadena Univision obtuvo y reveló un video de seguridad, filmado por una de las cámaras de vigilancia de un residencial de la zona, ubicado cerca de la avenida 103 y Kendall Drive, al suroeste del condado Miami-Dade.

Las imágenes muestran a una mujer, que se cree es Patricia Ripley, empujando al menor a un lago y sale corriendo. También se observa cómo lo hala caminado cerca de la orilla, en un momento lo abraza para seguir juntos por la orilla del lago y parece que la mujer mira a sus alrededores. De pronto lo empuja con fuerza al agua.

Pero en esa ocasión, el niño no murió. Vecinos de la zona lo vieron intentando salvarse y acudieron en su ayuda. No tendría la misma suerte poco después, cuando ya sin testigos, Alejandro fue nuevamente empujado al agua.

La fiscal estatal del condado Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, declaró que la víctima no podía hablar por su autismo, por lo que no alertó sobre su madre, que lo habría empujado un viernes en la tarde.

Patricia Ripley fue detenida el sábado siguiente y confesó a la policía la muerte de su hijo y “declaró que él iba a estar en un mejor lugar”, según el recuento de la policía del condado Miami-Dade, citado por Univision.

La mujer continúa presa en el Centro Correccional Turner Guilford Knight, sin el beneficio de libertad bajo fianza porque enfrenta el cargo de de asesinato en primer grado. También la acusan de intento de asesinato premeditado.

 

Recomendaciones

 

Relacionados