Encuentran muerto a un niño autista que fue secuestrado en Miami
Alejandro Ripley, un niño de nueve años que padecía autismo, fue encontrado muerto este viernes por la mañana, unas 12 horas después de que su madre lo denunciara como secuestrado.
Kendale Lakes
 

Reproduce este artículo

Alejandro Ripley, un niño de nueve años que padecía autismo, fue encontrado muerto este viernes por la mañana, unas 12 horas después de que su madre lo denunciara como secuestrado, informaron varios medios y agencias de Miami-Dade.

El niño había sido visto por última vez aproximadamente a las 8:47 p.m. del jueves, en el área de Kendale Lakes. Según los investigadores, Alejandro fue secuestrado por dos hombres que conducían un sedán azul claro de cuatro puertas.

Patricia Ripley, la madre del pequeño, dijo a la Policía que dos hombres la habían interrumpido mientras conducía y la habían forzado a desviarse de su camino.

En un momento dado, el otro automóvil la obligó a girar abruptamente hacia una calle y bloqueó su vehículo frente al estacionamiento de un negocio de venta de materiales para el hogar y el bricolaje, informó la agencia EFE.

Poco después, los dos hombres que la seguían pidieron drogas. Cuando dijo que no tenía, uno de los presuntos secuestradores le arrebató su celular y se llevó a su hijo.   

Según varios medios locales de prensa, los oficiales que se encargan del caso no descartan un "juego sucio" entre los involucrados.

Tras el secuestro del niño, el jueves por la noche las autoridades emitieron una alerta Amber que fue cancelada una vez que apareció el cuerpo sin vida del menor.

El cadáver fue hallado cerca de un lago en el Miccosukee Golf and Country Club, no lejos del lugar donde se vio a Alejandro por última vez.

La Tribu de Indios Miccosukee de Florida lamentó el secuestro y asesinato del menor mediante un comunicado: "La tribu de indios Miccosukee de Florida está profundamente entristecida por la trágica pérdida de Alejandro Ripley, de nueve años. Estamos cooperando plenamente con las autoridades en la investigación del caso".

Por su parte, el rabino Yossi Harlig, que encabeza el Friendship Circle Miami, en las inmediaciones del lugar de los hechos, dijo: "Estamos conmocionados y entristecidos por la pérdida de este precioso niño cuyo cuerpo fue encontrado a pocas millas de nuestro campus. Ningún niño debería estar en esta posición".