Hallandale Beach abrirá, pero los visitantes no podrán entrar al agua

Hallandale Beach, una de las ciudades costeras del condado de Broward, ha negociado sus propias reglas para poner en práctica la "fase uno" del plan estatal de reapertura económica.
Hallandale Beach
 

Reproduce este artículo

Hallandale Beach, una de las ciudades costeras del condado de Broward, ha negociado sus propias reglas para poner en práctica la "fase uno" del plan estatal de reapertura económica. Tanto los condados como las municipalidades pueden para determinar la manera en qué reabrirán.

En este contexto, Hallandale Beach anunció que limitará el uso de la playa cuando reabra los balnearios junto al resto de las ciudades costeras de Broward, este martes 26 de mayo. La ciudad anunció que "no se permitirá ingresar al agua" durante esta fase de la reapertura.

Además, la playa tendrá un horario limitado, de 7:00 a 10:00 de la mañana a diario, y las personas podrán para caminar, trotar y correr, pero no meterse al agua.

De acuerdo con las nuevas normas publicadas por la Alcaldía de la ciudad, el acceso al océano estará prohibido, incluido nadar, caminar, estar de pie, pescar o cualquier actividad dentro o sobre el agua. Los visitantes deberán permanecer a 15 pies de distancia del borde del agua.

Asimismo, en las áreas de la playa se prohíbe el uso de muebles, sombrillas, marquesinas, carpas, tumbonas, refrigeradores, asientos, sillas de playa y otros equipos relacionados.

Los visitantes tampoco podrán tomar el sol, sentarse o tumbarse en la playa. Las actividades organizadas, eventos grupales, la práctica de deportes colectivos, incluidos el voleibol y fútbol, también estarán prohibidos hasta que la ciudad dé un nuevo paso hacia la reapertura.

Solo se permitirán grupos de 10 o menos personas, que deben seguir las pautas de distanciamiento físico.

Todas las playas del condado de Broward estarán reabriendo desde este martes. Sin embargo, el condado ha dado establecido estándares mínimos que cada ciudad debe respetar. El administrador del condado dijo al canal 10, Local News, que los municipios pueden establecer medidas más estrictas dentro de su jurisdicción, en la medida permitida por la ley.

 

A pesar de la reapertura económica a la que se sumaron Miami-Dade y Broward ―los últimos en unirse al plan estatal―, los casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 en Florida aumentaron en 679 y las muertes en 15 en las últimas 24 horas.

Hasta el momento, el estado suma 51 746 personas contagiadas y 2252 fallecidas desde a causa de la COVID-19.

Las cifras divulgadas este lunes por el Departamento de Salud del estado están en la misma tónica de la semana pasada, cuando toda Florida quedó fuera del confinamiento y en proceso de reactivación económica, aunque con zonas más adelantadas que otras.

El principal foco del COVID-19 sigue estando en el sureste del estado, en Miami-Dade y Broward, que fueron los últimos condados en salir del confinamiento.