Esta es la agenda del presidente Donald Trump durante su visita a Florida
Trump pasará por la sede del Comando Sur, desde donde se vigila la actividad de gobiernos enemigos en la región, como Cuba y Venezuela
Donald Trump visita Florida
 

El presidente Donald Trump acaba de llegar a la Florida, para una meteórica visita que incluirá la sede del Comando Sur, reuniones con el exilio venezolano y declaraciones a la prensa, antes de partir este mismo 10 de julio hacia Washington.

Las primeras paradas serán en Doral, donde recibirá una sesión informativa y pronunciará comentarios en el Comando Sur y luego se dirigirá en automóvil a una iglesia cercana para participar en una mesa redonda con venezolanos.

Después de estos eventos, el presidente asistirá a una recaudación de fondos privada en Hillsboro Beach. No está programado que participe en ningún evento relacionado con la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, en medio de una campaña electoral fuera de lo común, marcada por el azote de la Covid-19, el inquilino de la Casa Blanca visitará el condado de Miami-Dade, el epicentro de la pandemia en Florida, donde ayer se contaban casi 56 mil casos.

Sin duda, el punto neurálgico de este periplo está en el Comando Sur y la reunión con los venezolanos. Las relaciones entre Washington y Caracas nunca han sido buenas desde que el chavismo llegó al poder, pero actualmente se encuentran en uno de sus peores momentos, pues la administración Trump insiste en forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.

El gobierno norteamericano impuso sanciones a buques petroleros de ese país y sus aliados, Cuba e Irán, pero el trasiego de combustible entre los tres regímenes autoritarios no se detiene ni siquiera porque la mayor potencia del mundo los tiene en el punto rojo del colimador.

Buques y aviones del Comando Sur vigilan tierra y agua de Venezuela, lo que constituye una alerta constante para Maduro y su camarilla. La reunión con los emigrados venezolanos podría renovar las esperanzas, luego de que Trump mostrara una notable frialdad hacia el presidente designado de Venezuela, Juan Guaidó, quien no ha podido cumplir su promesa de sacar al chavismo del poder.

Por otra parte, el 3 de julio, el jefe de esa dependencia militar, almirante Craig Faller, dijo que Venezuela se convirtió en un “paraíso para narcoterroristas. Células terroristas de Hezbolá se mantienen en la región latinoamericana gracias a la permisividad del gobernante venezolano. “Sabemos que (el régimen de Nicolás Maduro) tiene conexiones con Hezbolá y con el gobierno iraní”, agregó.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó formalmente a finales de marzo a los integrantes del gobierno de Venezuela por narcotráfico y ofreció 15 millones de dólares por información que lleve a la captura de Maduro.

Una visita presidencial requiere una cantidad significativa de recursos. En estos momentos hay gran ajetreo en Florida, con funcionarios y representantes de la Unidad Médica de la Casa Blanca y agentes del Servicio Secreto que viajan antes del presidente para coordinar con los representantes locales en el terreno.