DeSantis asegura que seguirá adelante con la reapertura económica de la Florida

"Vamos a ir hacia delante y vamos a seguir protegiendo a los más vulnerables", aseguró el gobernador de la Florida al ser preguntado por la posibilidad de una vuelta atrás en la reapertura iniciada en mayo.
Ron DeSantis, gobernador de la Florida
 

Reproduce este artículo

El estado de Florida, que suma a diario desde hace más de dos semanas millares de casos nuevos de COVID-19, contabilizó este miércoles otros 2610 en medio de una reapertura sin posibilidad de retroceso, según dijo el gobernador estatal, Ron DeSantis.

El republicano DeSantis dijo este martes que no va a cerrar el estado de nuevo. "Vamos a ir hacia delante y vamos a seguir protegiendo a los más vulnerables", aseguró al ser preguntado por la posibilidad de una vuelta atrás en la reapertura iniciada en mayo, que está ahora en la segunda de sus tres fases.

Las críticas a la postura tajante del gobernador estatal, que insiste en que el ascenso de los casos entra dentro de lo esperado por el aumento del número de pruebas de COVID-19, no se han hecho esperar y provienen tanto de políticos como de científicos que indican que hay señales de que se están dando "más contagios en la comunidad".

Un caso real que está teniendo gran repercusión en los medios es el de un grupo de 16 amigas que estuvieron celebrando un cumpleaños en un bar de Jacksonville (norte de Florida) el 6 de junio y han dado todas positivo en las pruebas de COVID-19, al igual que siete trabajadores del establecimiento.

Según el Departamento de Salud de Florida, a día de hoy y desde el 1 de marzo se han realizado 1 486 759 pruebas (1 461 297 ayer) de COVID-19 en este estado con una población de 21,4 millones de habitantes, que es el octavo en número de casos en EE.UU.

"Lagunas" en la información sobre el COVID-19

Actualmente el dato más importante es cuántas de las pruebas realizadas en un día dan positivo, pero el portal del Departamento de Salud de Florida no lo incluye en su "pantallazo" de la situación diaria.

Expertos citados en los medios indican que se duplicó en las últimas semanas y ronda ahora el 10 %. Lo mismo pasa con las hospitalizaciones, que este miércoles totalizaban 12 389 desde el 1 de marzo y el martes eran 12 206, lo que indica que aumentaron en 183 en 24 horas.

Sin embargo, son datos acumulados que no indican cuántas personas están hospitalizadas por COVID-19 actualmente en Florida.

Los casos acumulados a día de hoy en el estado son 82 719 y las defunciones relacionadas con el COVID-19 totalizan 3018, 25 más que ayer.

En los condados sureños de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, el foco principal en Florida, se han contabilizado en las últimas 24 horas 532 casos más en el primero, 314 en el segundo y 210 en el tercero, con los que acumulan cada uno 23 273, 9812 y 9472 casos.

Erika Crisp, que trabaja en la Clínica May y se contagió de COVID-19 al igual que 15 amigas suyas que fueron a un bar de Jacksonville, en la que fue su única salida a un lugar público después del confinamiento, emitió un mensaje pidiendo a la gente que se proteja llevando mascarillas y guardando la distancia de seguridad.

"Fuimos imprudentes, estuvimos en un sitio público donde no deberíamos haber ido" y además "no llevábamos mascarillas", actuamos como si estuviéramos "enajenadas", creyendo que todo estaba "bien" con salir, según dijo al canal WJXT de Jacksonville

Mary Jo Trepka, presidente del Departamento de Epidemiología de la Florida International University (FIU), declaró al canal de televisión Local 10 que si hay un porcentaje mayor de positivos en las pruebas y más "gente yendo a las emergencias hospitalarias con enfermedades similares al COVID-19", hay indicios de que está habiendo "más contagios dentro de la comunidad".

(Con información de EFE)